Saturday, 18/8/2018 | 23:58 UTC-5
InterSIP Noticias

El trasero de los yanquis

Post by relatedRelated post

A cuántos de ustedes les ha tocado encontrarse con personas que critican a todo mundo o señalan a quien sea, sin antes hacerse un autoanálisis de su persona que al igual que cualquiera también tiene cualidades y defectos, pero la miopía de su vanidad no permite ver sus propios errores sucediendo todo lo contrario al convertirse en seres de otro planeta en donde la perfección es el aura que los rodea.

OPINIÓN

Por Guillermo Robles Ramírez

El trasero de los yanquis

A cuántos de ustedes les ha tocado encontrarse con personas que critican a todo mundo o señalan a quien sea, sin antes hacerse un autoanálisis de su persona que al igual que cualquiera también tiene cualidades y defectos, pero la miopía de su vanidad no permite ver sus propios errores sucediendo todo lo contrario al convertirse en seres de otro planeta en donde la perfección es el aura que los rodea.

Lo mismo que sucede con éstas personas nefastas, también llega a suceder con ciertas naciones y en específico con los Estados Unidos aplicando el famoso dicho “Candil de la calle, oscuridad de su casa”, cada vez que quieren culpar problemas sociales como el consumo de drogas que se tiene en ese país, siempre señalan a México como los culpables y además de eso critican como inadecuadas las estrategias para combatir a los cárteles de la droga y la violencia criminal.

Se les olvida que en ese negocio ilícito se requieren de dos para poder bailar el tango, es decir, quien la produzca y quien autoriza la introducción de la droga a su país, es decir, si es el país con la máxima tecnología y seguridad del mundo o cuando menos ese era el concepto que se tenía hasta antes del 11 de septiembre del 2011.

Pero los EE.UU. siempre tendrán una postura de una nación llena de ideologías perfectas cuando en realidad  proviene de un país que es el principal proveedor que se dedica al negocio de tráfico ilegal de armas; vendiéndole a regímenes que están sancionados o que simplemente no tiene la capacidad para la fabricación de ellas.

Esas mismas armas que venden ilegalmente, en su mayoría, son las que ya pasaron de moda para el “ejército de la salvación”. Porque así se denominan ellos cuando existe algún conflicto entre países, teniendo una oportunidad para meterse como “ejército de la paz”, para después darse  golpes de pecho ante el mundo.

Pero los estadounidenses solitos se “meten palo” porque al poco tiempo resulta que sus enemigos que amenazan a su país utilizan el mismo armamento que alguna vez les vendieron dándose un tiro por la culata porque ellos mismos fueron alguna vez proveedores de grupos terroristas como, Al Qaeda y proveyendo también armamento a los narcotraficantes  de México.

Ésta práctica ilegal de armas, nunca lo han negado los Estados Unidos, pero tampoco lo han afirmado. La última de ellos fue el polémico programa implementado, “Rápido y Furioso”; para dizque desmantelar a los responsables que se beneficiaban de la compra de armas, siendo parte de la estrategia, según ellos; la autorización ilícita de pasar parte de la mercancía a la frontera de México, para entregárselo a las organizaciones criminales de nuestro país. La verdad son puros pretextos o más bien como dirían el fin justifica los medios, ya que el mejor negocio del mundo aparte del narcotráfico, son las guerras y la venta de armas, siendo éstos las bases de la economía norteamericana, y sin importarle las consecuencias. Es como si arrojaran la basura al patio trasero de tu vecino, al igual que lo hicieron con sus carritos “chocolates” y todo lo que no sirva.

Todavía para hacer alarde de su inmunidad e irresponsabilidad de las ventas ilícitas de armas, simplemente hay que echar un vistazo a películas hollywoodenses, para reafirmarlo,  tales como “La Guerra de Charlie Wilson” donde habla de una historia real de cómo un congresista, y un agente de la CIA, unieron fuerzas para encabezar la mayor operación encubierta de la caída de la Unión Soviética y el fin de la Guerra Fría donde se ve claramente tráfico de armas entre los gobiernos. Otra de las películas que deja mejor el panorama es “El señor de la Guerra”, donde relata la historia de dos hermanos que se unen para la trata de armas entre Estados Unidos y otros países del occidente.

No existe duda de que son los proveedores principales de armamento y responsables de las desgracias mundiales,  con los terroristas internacionales y grupos criminales como las que existen en México.

Y si a eso se le agrega que también son los principales consumidores de todo tipo de drogas, cocaína, mariguana, anfetaminas  de cualquier color y sabor; entre  todo tipo de sustancia ilícita inimaginable para poderse drogar.

Es el mercado potencial y cliente número uno de las organizaciones criminales que existen en México, es decir, nuestro país no es el objetivo principal de mercado,  sino los yanquis.

Es decir, si los Estados Unidos son los principales proveedores de armamento ilegal en el mundo; también son los consumidores de drogas más alto a nivel mundial, y si México se interpuso entre esa comercialización de los narcos del país y su cliente potencial; entonces realmente no es una guerra que le corresponda al país, sino es de EU, por tener una población adicta a las drogas y nuestra entidad simplemente es un estorbo para que se complete la negociación entre crimen organizado y sus  clientes yanquis pero el trasero somos los mexicanos.   (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

About