Friday, 5/3/2021 | 19:55 UTC-6
InterSIP Noticias

El gandalla es primero

Post by relatedRelated post

Mientras se deciden si se va a someter a un juicio internacional al expresidente de México, Felipe Calderón Hinojosa por la muerte de más de 50 mil personas, 10 mil desapariciones y el reclutamiento de menores de edad por parte de los cárteles en su odisea en el intento de la lucha contra el crimen organizado en donde se desencadenó una guerra contra el narco y a su vez la pelea de territorio entre los diferentes grupos de cárteles en donde lamentablemente entre cruce de fuegos también cobraron la vida de muchos civiles.

OPINIÓN

Por Guillermo Robles Ramírez

El  gandalla es primero

Mientras se deciden si se va a someter a un juicio internacional al expresidente de México, Felipe Calderón Hinojosa por la muerte de más de 50 mil personas, 10 mil desapariciones y el reclutamiento de menores de edad por parte de los cárteles en su odisea en el intento de la lucha contra el crimen organizado en donde se desencadenó una guerra contra el narco y a su vez la pelea de territorio entre los diferentes grupos de cárteles en donde lamentablemente entre cruce de fuegos también cobraron la vida de muchos civiles.

            Durante todo el sexenio de Felipe Calderón como presidente de México, nuestro país sufrió el daño colateral de muchas maneras. La mala planeación y estrategia llevada a cabo en aquel período provocó un aumento en la violencia dentro de nuestra nación y todo debido a la exagerada confianza pero sobre todo subestimaron la dimensión e inteligencia del crimen organizado en donde nunca consideraron que también cuentan con conocimiento militares en las cuestión de enfrentamiento con armas de fuego y otra que a la fecha han dejado olvidado su tenacidad para el lavado de dinero en donde lo manejan mejor que ningún empresario mexicano.

            Ante las bajas de ingresos por las incautaciones tanto de drogas, es decir, mercancía y efectivo muchos de ellos optaron al secuestro y extorciones para recuperar la liquidez de los negocios ilícitos dañando terriblemente a la economía de muchos mexicanos en donde una vez pagado el rescate preferían fugarse al extranjero.

            Poco fue la esperanza de volver a ver a sus seres queridos si se pagaba el monto que el crimen organizado solicitaba, pero la ambición fue creciendo en donde las sumas se convirtieron en cantidades ceros que no solo ya no cabían en la cabeza sino en la posibilidad de obtenerlos y como resultado la muerte de los secuestrados se mostraron como ejemplo para las demás víctimas.

            Pero después ya ni eso porque aun así pagando  el rescate ya nunca volvían a ver a sus seres queridos  en donde la mentalidad de los mexicanos se empezaron hacer a la idea de que ante cualquier secuestro muerte seguro y muchos familiares tenían las indicaciones y acuerdos entre la familia de no pagar ni hacer el intento de rescate de todas maneras ni los cuerpos eran recuperados y en lugar de desgastarse era mejor darle vuelta al capítulo.

            La incapacidad del gobierno calderonista en la actualidad no han podido tapar otros problemas generados por los casos de desaparición en donde a la fecha todavía esas personas quienes no aparecen y que algunas autoridades los consideran como muertos, continúan vivos ante el Registro Civil por la sencilla razón que ante ésta institución requieren el acta de defunción para poderlos registrar como muertos.

            Un documento en especial en donde certifique que aquella persona ya no está viva y para ello se requiere forzosamente el testimonio del cuerpo para poder ser extendido. Algo controversial que ante lo que diga la lógica o cualquier otra autoridad en sus investigaciones de aquella privación de libertad del cual ya nunca volvió y que por eso se le llama desaparición pues para el Registro Civil no existe término alguno más que demostrar que está muerto.

            El mexicano siempre busca la oportunidad de aprovecharse ante cualquier adversidad. El ejemplo más reciente el caos ocasionado por el huracán Odile en los Cabos en donde el robo, saqueos y la rapiña se han dado a diestra y siniestra aprovechándose de una desgracia provocado por la naturaleza. Igualmente ante la imposición del Registro Civil para las personas desaparecidas las aseguradoras de vida se apegaron bajo la sombra de éste impedimento para evitar pagar a los beneficiarios de sus asegurados teniendo que esperar un promedio de cinco años para poder tramitar el acta de presunción de muerte.

            Son muy pocos estados de la república mexicana que se ha cambiado los tiempos de espera de cinco hasta un año pero aun así siendo desde un año el trámite es largo.

En Coahuila tiene que pasar un año para tramitar el acta de presunción de muerte posterior a una denuncia con testigos de la privación de la libertad u cualquier otro motivo para que en un lapso de dos años para que se dicte la resolución.

Tal parece que cada país tiene sus propios lemas que identifica a su nación, por ejemplo en EE.UU. es el famoso “sueño americano”, en Alemania, “unidad y justicia y libertad”, Francia, “libertad, igualdad, fraternidad”, en Uruguay, “con libertad ni ofendo ni temo”, en Cuba, “viva Cuba libre”, así cada nación tiene una.

Nuestro país tiene también una que es “la patria es primero” pero que con el paso del tiempo en donde no solamente los mexicanos aprovechan el peor momento para sacarle provecho a las situaciones desde los ciudadanos, empresarios, comerciantes y lo que cada vez se ha convertido en un descaro poniendo el ejemplo a los demás son los funcionarios públicos sin importar el nivel jerárquico los hay en todas sus modalidades en donde el enriquecimiento ilícito que con mañas lo hacen legal a través de convenio de familiares y amigos en donde los ciudadanos continúan pagando el precio con los altos costos de contribuciones, cada vez queda muy claro que el nuevo lema de México es “el gandalla es primero”. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

About