Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Carlos Robles

El primero y único

Por más de 25 años, fue un negocio “intocable” para pocos, no solo en Coahuila, sino en el resto y totalidad de las Entidades del país, llegándose a suponer, con o si fundamento que detrás de esas organizaciones que exprimían a infinidad de incautos estaban connotados personajes de los diversos partidos políticos.

Mi Columna

El primero y único

Por Carlos Robles Nava

Por más de 25 años, fue un negocio “intocable” para pocos, no solo en Coahuila, sino en el resto y totalidad de las Entidades del país, llegándose a suponer, con o si fundamento que detrás de esas organizaciones que exprimían a infinidad de incautos estaban connotados personajes de los diversos partidos políticos.

No faltaron los fundadores de este gran fraude que llegaron a presumir que tal o cual partido político los estaba “respaldando”.

Se trata de los fundadores de la Organización Nacional de Protección al Patrimonio Familiar, ONAPPAFA, originarios de Chihuahua en donde se inició la entrada ilegal de toneladas de chatarra, de esa que por su irreversible daño a sus comunidades la liberan los Estados Unidos.

Y, como toda “familia” o cártel, por cierto muy de moda en la actualidad, comenzaron a surgir los hijos o entenados de ONAPPAFA figurando principalmente entre ellos las conocidas como FRENOS, UDC y otra más que se ampara con las siglas de la CNOP y tras esta numerosa familia, ya nació y comenzó a trabaja con bastante ahínco, la CONAPPAFA, algo así como una Confederación, como si los sufridos e incautos clientes de las primeras organizaciones, no tienen suficiente con la esquilmada de que son objeto por pertenecer a esas organizaciones que se jactan de “proteger” a quienes les vendieron una unidad “chocolote” o ilegal, así como en la venta de engomados que según estos estafadores los convierte en impunes para transitar como intocables por las carreteras de México.

Estas dizque organizaciones en donde solo se conoce a sus líderes, se ramificaron en todo el país, incluyendo a Coahuila.

Muchos fueron los gritos, reclamamos e inconformidades de los directivos nacionales de la Asociación Nacional de Distribuidos de Autos, porque llegaron a consolidarse tanto esos grupos de “benefactores” del patrimonio familiar, al grado de que conforme avanzó el tiempo, el crecimiento de unidades motrices “chocolates” o  ilegales que anualmente esa ilegalidad superó la misma venta de vehículos nuevos.

Para los “onappafos” “frenistas”, “udecistas”, etc., los puentes internacionales de la frontera norte con México, permanecían abiertos a cualquiera hora del día, pues en este negocio igual se beneficiaban administradores aduanales que agentes fiscales.

La “salpicada” llegó hasta los entones Policías Federales de Camino, al igual que a los Policías Estatales de Coahuila, así como hasta agentes de tránsito de los distintos municipios de Coahuila en donde circulan.

Pues, todo este negocio al menos en Coahuila se acabó, gracias al decreto promovido por el Gobernador, Rubén Moreira Valdés y defendido hasta la ultranza por el diputado local, José Luis Moreno Aguirre.

El Decreto contra los “chocolate”, es muy claro y preciso, por más recovecos que le buscan las organizaciones “protectoras” del patrimonio familiar: Sanción penal para quienes con diversos pretextos introducen ilegalmente vehículos, calcomanías, imitación de placas de circulación y todas aquellas falsedades que se emplean para dizque “legalizar” unidades motrices sin pagar impuestos.

Como marro en la cabeza, pegó este decreto convirtiendo a Coahuila en el primero y único en el país, en donde se permitirá la circulación de “chocolates”, lo que vendrá a beneficiar a la industria automotriz de Coahuila, para incrementar el crecimiento de empresas automotrices instaladas aquí y que en la actualidad está convirtiendo a la Entidad como una de las más importantes en la producción de vehículos.

Rubén Moreira Valdés, lo ha dicho a cuanto municipio llega: Ni un paso atrás en la inseguridad y en permitir el tránsito de unidades ilegales.

Hace dos o tres días, en una visita a Torreón, Coahuila, el gobernador precisó que no ha hecho ningún arreglo o trato con los líderes de las organizaciones “defensoras y protectoras” de los “chuecos”, refiriéndose a los “chocolates” o ilegales.

La frenada que en seco dio el gober a la circulación por Coahuila de automóviles, camionetas pick up, autobuses, etc., que lo hagan fuera de la ley hacendaría, da un ejemplo nacional para que esta medida sea secundada por otros Estados.

Tanto don Rubén, como el legislador, José Luis Moreno Aguirre, pueden estar tranquilos, pese a las escasas protestas que ha motivado esta disposición, pues será ésta no solo una medida más para combatir el robo de coches robados o partícipe en delitos varios, en pro de elevar los índices de seguridad en Coahuila e ir en concordancia con la industria que más se establece y consolida en el Estado y que es la automotriz, evitando así seguir dañando a la generación de empleos.(www.intersip.org)