Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Nacionales

Intervención de la senadora Silvia Garza Galván, al participar en la discusión de un punto de acuerdo sobre el esclarecimiento de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero

Con su permiso, senador presidente. Guerrero es un ejemplo claro del fracaso del gobierno federal en la estrategia de seguridad.

Intervención de la senadora Silvia Garza Galván, al participar en la discusión de un punto de acuerdo sobre el esclarecimiento de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero

 Por Rodrigo Jimenez.

08 octubre 2014;  México, D.F.-Con su permiso, senador presidente. Guerrero es un ejemplo claro del fracaso del gobierno federal en la estrategia de seguridad.

      En Iguala no sólo lo sabían, sino que se toleró la presencia del crimen organizado en el gobierno.

      Es lamentable, estos titulares, compañeras y compañeros senadores.

      Es muy lamentable lo que está pasando.

      Cuál es la responsabilidad que nos toca asumir de cara a la nación en el tema de las ejecuciones extrajudiciales.

      En Tlatlaya fueron militares los que ejecutaron a presuntos delincuentes.

      En Iguala fueron policías quienes dispararon contra los estudiantes y jugadores de fútbol.

      En Iguala la policía se llevó 43 estudiantes que a la fecha no sabemos dónde están.

      Cuántos compatriotas han perdido la esperanza y, en consecuencia, la confianza en las instituciones ante la violencia que lastima a la nación.

      Cuántos funcionarios públicos traicionan cada día el juramento constitucional de hacer cumplir la ley.

      Cuántos de ellos con su indolencia han alimentado el rencor entre connacionales, al hacerlos víctimas de la injusticia que provoca la incapacidad e indiferencia en el ejercicio de sus responsabilidades.

      Cuántas víctimas de la violencia siguen siendo ignoradas en su desesperación y clamor de justicia.

      Son muchas las preguntas que me pasa por la muerte en torno a este tema lastimoso que hoy vuelve a sacudir la conciencia de quienes tenemos el privilegio de expresarnos en la máxima tribuna de la nación.

      Escuchar los últimos acontecimientos de Guerrero, tal vez ya no inmuta. La crueldad de los grupos criminales que operan en México ya no es novedad para muchos. Pero la participación de policías en la ejecución de los estudiantes de Iguala no puede ignorarse.

      Cómo procesar mentalmente que te ejecute quien precisamente debe cuidar tu integridad.

      Cómo creer en el Estado como ente jurídico encargado de otorgar bienestar cuando sus policías, quienes deben cuidar tu seguridad, asesinan sin piedad impunemente a tus jóvenes. Y con ello alimentan el odio de una generación ofendida hasta el cansancio.

      Guerrero hoy pone al desnudo la realidad que se vive en este país. No recuerda que hay muchos temas por resolver y entre los que la justicia sigue durmiendo irónicamente el sueño de los justos.

      Hoy las familias de estudiantes de Iguala se suman a la tragedia que aún enluta a muchas otras, en distintas partes del territorio nacional.

      Cómo olvidar las narco-fosas de Taxco.

      Y así podría hablar de experiencias lamentables en muchos Estados de la República. Pero para qué ocuparme de enumerarlas todas, es sólo un recordatorio de lo que sucede y pretende ocultar.

      En Guerrero todos coincidimos que no hay lugar a las mediocridades, la contundencia del Estado en castigar a los culpables de tales homicidios no debe hacerse esperar.

      El Gobernador está obligado a dar respuestas claras y ejecutar acciones contundentes. En eso creo no existen diferencias entre quienes conformamos esta Legislatura.

      Que se aplique la ley y se finquen responsabilidades a cualquier nivel debe ser nuestra exigencia contundente. Y que el gobierno federal no eluda sus responsabilidades, porque Guerrero es ejemplo claro del fracaso de la estrategia de seguridad que tanto cuestionó en otro tiempo.

      Exigimos una política integral en materia de seguridad pública, porque mandar 250 gendarmes sabemos que no va a solucionar el problema.

      Sólo haciendo justicia lograremos que este país cambie en el camino de las instituciones.

      Hoy Guerrero exige castigo a los culpables.