Wednesday, 26/9/2018 | 3:11 UTC-5
InterSIP Noticias

Se vaya o no, tiene….

Post by relatedRelated post

Se dice que hasta un cojo tropieza y cae al suelo, que no sería la excepción en el caso del Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Coahuila, Gregorio Pérez Mata, quien ha estado en boca de los medios de comunicación en los últimos dos a tres meses por una decisión, buena o mala, tomada, sin pretensión de defenderlo y menos disculparlo que para nada le sirven estos conceptos de este columnista.

Mi Columna

Se vaya o no, tiene….

Por Carlos Robles Nava

Se dice que hasta un cojo tropieza y cae al suelo, que no sería la excepción en el caso del Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Coahuila, Gregorio Pérez Mata, quien ha estado en boca de los medios de comunicación en los últimos dos a tres meses por una decisión, buena o mala, tomada, sin pretensión de defenderlo y menos disculparlo que para nada le sirven estos conceptos de este columnista.

Hace alrededor de dos a tres años, ante el bajo rendimiento de intereses que ofrecían las instituciones bancarias y que no rebasa a lo sumo el 4 por ciento al año, es decir, por un “melón” de pesos, el respectivo rédito por tener dinero en las arcas de los “hijos de Víctor Hugo”, por miserables, representaba 40 mil pesos en los 12 meses, si es que no miente Pitágoras.

Las ofertas que algunas financieras particulares ofrecían en esas épocas y poco más atrás, promediaban desde el 5, 8 y hasta el 12 por ciento, dependiendo del monto de lo invertido y metido a “sudar” algunos pesos para engordar el “marranito”.

No he cruzado palabra alguna con el aún Magistrado Presidente del Tribunal de Justicia, a quien le reconozco bastantes méritos por la conducción a que ha llevado a esa institución, sin que quiera decir, que todo ha sido alentador y positivo, somos humanos y sufrimos tropiezos, caídas e infortunios, pero en general estimo para tantos años que lleva al frente de la Presidencia, que su labor ha sido aceptable, respetando la opinión del resto de sus compañeros magistrados, pues hasta en las mejores familias han opiniones distintas.

Se habla en columnas de comentarios de distintos medios impresos, sobre la pronta, posible y factible renuncia como Presidente del magistrado, Pérez Mata, sin embargo, no soy mago y menos adivino, pero eso solo lo sabe una persona que dirá en qué momento y si se irá, sobretodo, los rumores o verdades han arreciado ahora que regresa al Tribunal la magistrada con licencia mientras ocupaba una diputación federal, la licenciada Miriam Cárdenas Cantú.

Empero, se vaya o se quede don Goyo, es importante que deje bien aclarado, pero en particular precisado, la cantidad real que se metió a sudar intereses en la fraudulenta FICREA, que sin ser conformismo, no sería la única persona ni institución víctima de las sinverguenzadas del quien creó y aparecía como Presidente de esta Financiera a quien se le señala como defraudador de más de 3 mil a 4 mil millones de pesos.

En el caso concreto del Tribunal, se ha hablado permanentemente de 90 a 92 millones de pesos que en este momento se encuentran entre ”azul y buenas noches” en el sentido de si ese dinero se perdió, perderá o se logrará rescatar, aunque esto último está por verse, pues conocedores en finanzas y fiduciarias como el caso de FICREA, consideran muy difícil que lo 90 a 92 millones regresen a un origen inicial, recordando que no es ningún ahorro que hubiese tenido el Tribunal, sino corresponden a un fondo exprofeso integrado por fianzas, valores, etc., depositados por quienes disfrutan de una libertad condicionada mientras se lleva a cabo el proceso. Aunque esto ha sido ya publicado, de ese millonario monto, 70 corresponden al empresario coahuilense, Armando Santana Guadiana.

Pero no es todo a lo que Gregorio Pérez Mata, debe de responder, ya que igual se menciona que la avaricia o ambición de generar intereses para invertirnos en varias cosas en el Tribunal, le entregó a FICREA,  alrededor de 30 millones de pesos, producto de un subejercicio de un presupuesto de años pasados, en vez de haber sido devuelto a las arcas estatales, al menos eso se dice en los mismos círculos del poder judicial.

Para don Gregorio Pérez Mata, se vaya o se quede, es saludable por su nombre y particularmente el de la institución, se abra de capa para aclarar y despejar tantas dudas, dimes y diretes, suposiciones, etc., sobre su decisión de haber puesto a sudar dinero ajeno con FICREA, una institución que no tardó muchos años para que le salieran a flote tantas raterías y corruptelas.(www.intersip.org)

About