Wednesday, 26/9/2018 | 2:47 UTC-5
InterSIP Noticias

Les regresa las pedradas

Post by relatedRelated post

Buena parte durante el tiempo o estadía que por algunos años lleva en Canadá, el líder minero y aún Secretario General del Sindicato Trabajadores Mineros y Metalúrgicos de la República Mexicana, Napoleón Gómez Urrutia, ha sido duramente “golpeado” por gente pagada con dineros del Grupo México y Altos Hornos de México.

Mi Columna

Les regresa las pedradas

Por Carlos Robles Nava

Buena parte durante el tiempo o estadía que por algunos años lleva en Canadá, el líder minero y aún Secretario General del Sindicato Trabajadores Mineros y Metalúrgicos de la República Mexicana, Napoleón Gómez Urrutia, ha sido duramente “golpeado” por gente pagada con dineros del Grupo México y Altos Hornos de México.

Los “trancazos” por debajo de la mesa e igualmente a la vista de todo mundo y de manera  directa, contra Gómez Urrutia, han llegado al grado de que con dinero de AHMSA, al menos por lo que se sabe y dice dentro de las filas de los mineros y metalúrgicos de Monclova, se logró la creación de un nuevo sindicato de metalúrgicos y mineros que ahora se disputa la titularidad del contrato colectivo de trabajo suscrito desde hace años entre el sindicato de Gómez Urrutia y la empresa Altos Hornos de México, S.A., (AHMSA).

Por otra parte, la empresa transnacional Grupo México, no se ha quedado atrás ni ha cantado mal las rancheras en la campaña de rechazo e impugnación al líder Gómez Urrutia, ya que se comenta que a raíz de la tragedia de la mina 8 de Pasta de Conchos, en el Municipio de San Juan de Sabinas, el cuestionado dirigente minero y metalúrgico, se fue encima de Grupo México en la indemnización de los deudos de los 65 mineros que perdieron la vida por explosión en el interior de la mina el 19 de febrero del 2016.

Se dice y es lo que propalan los enemigos de Napoleón Gómez, al menos los de la Sección 147 radicada en Monclova y cuyos sindicalizados en suma mayoría laboran en las diferentes plantas que tiene AHMSA en la otrora “Capital Latinoamericana del Acero”, al igual que otras secciones más pequeñas que la primera, Gómez Urrutia se refugio en Canadá, para evadir a la justicia por una acusación hecha en su contra por la dizque indebida posesión de más de 50 millones de pesos de un fondo de los trabajadores.

Pues bien, ahora al tan cuestionado líder de los metalúrgicos y mineros de México, al menos mientras siga existiendo el Sindicato de Trabajadores Mineros y Metalúrgicos de la República Mexicana, le tocó responder y regresar las pedradas y agresiones que ha venido recibiendo justo o injustamente.

Para ello, el pasado 19 de este mes que termina hoy, un grupo de deudos de las víctimas de Pasta de Concha, se “organizaron”, al menos es lo que se dice, sin faltan los asegunes y afirmaciones de que Napoleón Gómez Urrutia, se encargó de “todo” y cuando se dice todo, se refieren a organizar y financiar el viaje de las familias de los 65 muertos para y trasladarse al Distrito Federal y realizar un mitin de protesta frente a las oficinas de la trasnacional Grupo México. En la parte superior de los ataúdes se pinto una cruz blanca.

Los manifestantes cargaron y pasearon igual número de ataúdes de los muertos en Pasta de Conchos, avanzando primero por Paseo de la Reforma llegando hasta la columna de la Independencia y frente a las oficinas de Grupo México, acusaron de irresponsables, corruptos e impunidad a los directos de Grupo México, esos del “tren de la salud” que sale en un corto metraje proyectado en  las salas cinematográficas del país.

Pidieron, por enésima ocasión el rescate de 63 de los 65 mineros, ya que solo se hizo en el caso de dos cuerpos; una indemnización justa y suficiente para las viudas y sus huérfanos; reabrir la investigación sobre las causas de la tragedia y castigo a los empresarios del Grupo México.

¿ La movilización de 63 familias, uno por cada caído en Pasta de Conchos, como fue su traslado al D.F., alimentos, hechura y acarreo de los ataúdes, hospedaje e imprevistos, corrieron por cuenta de las viudas o familiares?: Claro que no.

¿Adivine quien fue el paganini?. (www.intersi.org)

About