Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Guillermo Robles

Solito te haces del delito

Mucho se dice que no existe el crimen perfecto más que el que uno solo pueda hacer. Aunque no podría asegurar esto hasta no experimentarlo, lo que si se ha demostrado es que en aquellos en donde se involucran más de una persona tarde o temprano se sabe.

OPINIÓN

Por Guillermo Robles Ramírez

Solito te haces del delito

Mucho se dice que no existe el crimen perfecto más que el que uno solo pueda hacer. Aunque no podría asegurar esto hasta no experimentarlo, lo que si se ha demostrado es que en aquellos en donde se involucran más de una persona tarde o temprano se sabe.

            Al igual que cuando uno vacaciona y si se portan mal, es muy común decir “lo que suceda en Las Vegas, se queda en Las Vegas”, eso dependiendo del lugar en donde se haya hecho la travesura porque también aplica en nuestra entidad “lo que suceda en Torreón..Saltillo..Piedras Negras..etc.,” sin embargo, esta frase cada vez queda más distante a la realidad porque lo que se queda supuestamente en el lugar que quieran tarde o temprano se sabe por el Facebook.

            Lo mismo sucede con los que cometen algún tipo de crimen y más cuando no se está acostumbrado nunca es suficiente llenarse los bolsillos de dinero o beneficiarse de alguna manera sobre todo cuando se trata de tráfico de influencia porque no falta las reuniones sociales se le escape de la boca con una ligera intención de presumir sobre lo inteligente que fue para cometer algún crimen.

            Ahí tenemos ejemplo de ello con el mismísimo Ejecutivo en donde Enrique Peña Nieto y su “Casa Blanca” siguiéndole como buen ejemplo otros gobernadores y directores de otras dependencias institucionales en donde no solamente se han conformado con hacer sus “casas blancas” sino también centros de descanso que parecieran recreativos con capacidad para unos cientos de invitados.

            Pero cómo se construyen éste tipo de imperios porque cuando menos pensamos ya tienen toda una vida de ostentosidad y a lo mejor se piensa que solamente son cosas que se ven de cierto nivel de poder político. Pero contrario a lo que se piensa también existen en escalas muy pequeñas como pudiera ser en la capital de Coahuila.

            Los mejores informantes sobre el estilo de vida que puede tener cualquier persona son los vecinos de toda la vida. Ellos saben bien cuando cosas inusuales sobre todo mejorías en tu casa, carros nuevos, viajes, etc., corresponden a lo que por años has venido haciendo y también esas reuniones en donde la gente habla de más.

            En la Presidencia Municipal de Saltillo, existe directores de departamentos que no terminan de convencer tanto por su desempeño, así como por sus actitudes en donde cualquiera que se hiciera la pregunta de en qué te beneficias, no faltarían quienes pudieran pensar que existe algún tráfico de influencia.

            Uno de esos casos sucede con el Director del Instituto Municipal del Transporte, Gilberto Navarro Chapa, que ha dejado muchas sospechas desde la asignación del proveedor de los taxímetros que una vez ya autorizado por el Cabildo después de meses faltando unas cuantas semanas para que arrancara el uso de éste sin excepción para que los taxis pudieran operar, unos cuantos taxistas que no representaban ni el 10 por ciento de los concesionarios hicieron su desmanes para aumentar la tarifa.

            El Director de Transporte, Gilberto Navarro Chapa, fue uno de los principales en gestionar ante el Cabildo sobre la autorización del incremento y evidentemente con un costo millonario a favor del proveedor y en perjuicio de la Presidencia Municipal para hacer los nuevos ajustes en los ya instalados taxímetros.

            Lo que se hizo, muy evidente por parte de Gilberto Navarro Chapa, fue su constante “preocupación” y solicitud para “el pronto pago” al proveedor de del taxímetro, que cabe mencionar que dicha empresa tiene un lazo familiar con un conductor de noticias televisiva de cable de Saltillo, quien presume hasta la saciedad de su “noble honestidad” y que por sus comentarios fue evidente también su interés a favor de dicho incremento de taxímetros sin pensar ambos sobre el daño económico a la ciudadanía.

            La primera hipótesis de cualquier investigación ante un crimen se tiene que hacer es preguntarse primeramente. ¿Quién se beneficia? Partiendo de ahí salen muchas hipótesis a investigar y todo indica que puede existir una presunción de tráfico de influencia dentro de la Presidencia Municipal de Saltillo en donde Gilberto Navarro Chapa, con sus acciones es uno de los sospechosos en beneficiarse en el cobro de los ajustes de los taxímetros por parte del mismo proveedor, al menos es el comentario generalizado en el interior del edificio de la Presidencia Municipal.

             Sus acciones contrarias a los intereses no solo del Ayuntamiento de Saltillo, sino de los mismos saltillenses se inclina más por velar los intereses propios y el de los concesionarios al igual que el de los sindicatos en querer pretender aumentar ahora la tarifa del transporte público. Es Gilberto Navarro Chapa, quien se opone a que se someta un operativo no solo de buen mantenimiento de las unidades sino el que se le revise la documentación de los camiones siendo muchos de éstos que circulan sin placas provocando el enojo de muchos saltillenses del por qué a ellos se les permite circular de manera irregular sin que nadie les diga o hagan algo al respecto.

            Su nula acción a favor de la ciudadanía hace pensar a cualquiera que tiene intereses de por medio, pero solo es cuestión de tiempo para que se aclaren algunas situaciones como para que le suspendan su cargo o el mismo alcalde haga una serie de movimientos en su gabinete para ir depurando departamentos del municipio que en lugar de ayudar solo estorban y perjudican los intereses de la población. Porque nada más suben los taxímetros y ahora quiere igual con el pulpo camionero pero los sueldos de los saltillenses nada más no incrementan. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org