Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Carlos Robles

La campaña mágica

Si los retenes anti alcohol que realizan en las ciudades de los Estados de México, no han logrado disminuir el número de conductores que lo hacen en estado etílico, menos podrá hacerlo la fabulosa e ingeniosa campaña que pondrán en boga los fabricantes de cervezas, vinos y licores del país.

Mi Columna

La campaña mágica

Por Carlos Robles Nava

Si los retenes anti alcohol que realizan en las ciudades de los Estados de México, no han logrado disminuir el número de conductores que lo hacen en estado etílico, menos podrá hacerlo la fabulosa e ingeniosa campaña que pondrán en boga los fabricantes de cervezas, vinos y licores del país.

El “granito de arena” que aportarán los fabricantes de todo tipo de bebidas etílicas, consistirá en colocar o pegar etiquetas en cada envase señalando la “prohibición” de consumo a los menores de edad y mujeres embarazadas y el conducir bajo el influjo de bebidas alcohólicas.

El “extraordinario” anuncio lo hizo, Mikel Arriola Peñalosa, Director General de la Comisión Federal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), mencionando que la “mágica” medida entrará en vigor el 23 de julio de este año, después de la publicación en el Diario Oficial de la Federación del 23 de marzo de este año de que la nueva norma oficial mexicana 142 sobre etiquetado sanitario comercial.

Según lo publicado, todos los fabricantes o productores de bebidas con contenido alcohólico tienen un año de plazo para colocar esas etiquetas en todos sus productos, ya que a partir de julio del 2016 se aplicarán sanciones por incumplimiento a la nueva normativa.

Arriola, así con “i”, consensó la medida entre todos los industriales de bebidas etílicas y estuvieron de acuerdo, además se realizó con toda transparencia y claridad, utilizándose el brillante criterio de que el consumo es nocivo.

En contraparte se ha demostrado que hasta ahora los retenes anti alcohol no han detenido el crecimiento entre jóvenes (mujeres y hombres) el consumo de bebidas alcohólicas y por el contrario en solo dos años se ha incrementado.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud Y Nutrición 2012, el consumo de alcohol en menores de entre 10 y 19 años aumento del 24.8 al 25 por ciento en relación al 2000, siendo más notorio en las mujeres en ese mismo rango de edad en que del 20.5 %, se elevó al 21.2 por ciento.

En los adultos, el alza fue mayo, pues mientras del 2008 al 2012, el ascenso de los consumidores de bebidas embriagantes de un 34.1 por ciento, se fue hasta el 53.9.

Nacionalmente por cusas del alcohol, en México las muertes por esas bebidas se ha colocado en cuarto lugar, lo mismo por accidentes que daños en la salud.

Conforme a las “bondades” de esta campaña de etiquetas, Arriola Peñalosa, pone de ejemplo a Europa en donde se redujo la incidencia de riesgos asociados al mismo.

Esta modalidad u obligación que no es resaltado ni antepuesto en primer orden por la autoridad de COFEPRIS es el hecho de que el etiquetado es para cumplir con la Organización Mundial de la Salud que ha fijado parámetros a nivel mundial contra el consumo nocivo del alcohol, figurando entre esos, la colocación de etiquetas en las botellas, latas y otros tipos de envase.

Al menos entre los incrédulos de que una simple etiqueta pueda detener la alcoholización de niños, jóvenes y adultos, descartan que con la mencionada frase las o los adoradores del  “Baco” el Dios del Alcohol, dejen de consumir bebidas etílicas.

¿ No sería más efectivo para la venta de alcohol elevar la edad a 21 años como lo tienen los vecinos del Norte, que por cierto, los cercanos a la frontera con México menores de 21 años, se vienen los fines de semana a las ciudades fronterizas de territorio nacional, para darle rienda suelta a sus ímpetus porque no pueden hacerlo en sus tierras del tío Sam?.

¿ Porque no endurecer las sanciones a los lugares de venta de alcohol que violen la Ley?.

La lógica es que se dañaría en demasía los intereses de los fabricantes de cervezas, vinos y licores. Para qué buscarle 6 patas al gato si solo tiene 4, pues no hay nada más eficiente que no solo endurecer las leyes, sino aplicarlas.(www.intersip.org)