Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Carlos Robles

De los 4, ella adelante

Los mexicanos de la tercera y cuarta edad, hace 30 o 40 años, no imaginaban ni siquiera pasaba por sus mentes, las necesidades cuando se llega a viejo y peor que conforme transcurre el tiempo, paulatinamente iban quedando en el pasado las posibilidades de tener mayores ingresos, pero al margen de ello, haber prevenido un mínimo de circunstancias que se enfrentan en sus últimos años de vida.

Mi Columna

De los 4, ella adelante

Por Carlos Robles Nava

Los mexicanos de la tercera y cuarta edad, hace 30 o 40 años, no imaginaban ni siquiera pasaba por sus mentes, las necesidades cuando se llega a viejo y peor que conforme transcurre el tiempo, paulatinamente iban quedando en el pasado las posibilidades de tener mayores ingresos, pero al margen de ello, haber prevenido un mínimo de circunstancias que se enfrentan en sus últimos años de vida.

Esta como ejemplo, el que la mayoría de los jóvenes de hace 40 a 50 años, al casarnos la gran ilusión fue inmediatamente tener una casa propia.

Apenas nacía en aquellos años NFONAVIT, así es que no había mucho que escoger y las constructoras de esas épocas no se apartaban de los modelos habitacionales que eran prácticamente todas las viviendas con puertas con las mismas dimensiones siendo las más amplias de entre  85 a 90 centímetros, aunque las había y sigue habiendo más angostas; sanitarios estandars o sea de esos bajitos que las rodillas pegan con la panza o estomago; las áreas de las regaderas o sean los baños sin barras para que sostenerse al tallarse, secarse, etc., y evitar un resbalón y una caída que en podría ser fatal o bien un pequeño banquillo hecho de material resistente.

Los años fueron transcurriendo y ninguna autoridad municipal, estatal o Federal, dirigía sus ojos a esos desafortunados de la vida, principalmente de tener la posibilidad de una vivienda, aunque fuese modesta, pero cubriendo necesidades de vital importancia para los llamados por alguna autoridad los viejos de la “edad de oro”.

En días pasados, la joven y activa senadora coahuilense Hilda Flores Escalera, logró allá en la Cámara de Senadores en el Distrito Federal, la aprobación y apoyo de sus colegas para reformar la Ley de Vivienda, con el único fin de mejorar las condiciones de las casas de las personas con discapacidad y adultos mayores que precisamente por edad avanzada van perdiendo su movilidad haciéndose no solo más lentos, sino más torpes involuntariamente por los estragos de los años del pasado, con el agregado de que para la mayoría de ellos la vida ha sido muy pesada.

Hilda, sarapera de nacimiento y de corazón, pide en su propuesta que en las casas de personas con problemas de movilidad por irregularidades físicas o por vejez, puedan hacerse los ajustes necesarios para adecuar esas viviendas lo más posible accesibles.

La propuesta de la iniciativa de la señora Flores Escalera, pide se incluya en la ley criterios para la rehabilitación y construcción de viviendas en materia de accesibilidad, así como la creación del Programa Nacional de Vivienda Accesible con Diseño Universal, lo que daría una mayor sustentabilidad y solidez al beneficio que está pidiendo para los “olvidados” por las autoridades en general.

En su exposición ante los Senadores de todo el País, la licenciada y senadora Flores Escalera, dio a conocer que la Comisión Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, reporta que un millón de personas viven carencias por calidad y espacios en la vivienda, por ello es indispensable atender y apoyar en ese rubro a la población vulnerable.

Resalta la iniciativa de la Senadora Hilda Flores Escalera, que los gobiernos estatales, municipios y la Federación, el único apoyo predominante que otorga a las personas con capacidades físicas y la tercera y cuarta edad, son tan simples e insignificantes que no pasan más que exigir a medias porque no vigilan que en los lugares públicos haya espacio para esos discapacitados y ancianos; asimismo construir en las banquetas rampas sin las normas como es su altura. inclinación y otras características para que no sean una trampa para las y los que la utilicen situación que sucede seguido causando la caída de no pocos de sus usuarios y es con lo que cumplen los gobiernos.

La propuesta de Hilda que como senadora se ha significado por varias propuestas e iniciativas que ha presentado para la población más vulnerable, incluyendo a la infantil, vendrá a resolver problemas añejos de miles de inhabilitados físicamente y viejos que llevan meses y hasta años que su mundo se ha encuadrado en cuatro muros o sea el interior de su vivienda en donde no cuentan con los beneficios planteados por la coahuilense.

De las mujeres y hombres senadores que tiene Coahuila, dos hombres y dos mujeres, ha sido la saltillense la que más se ha preocupado por los  desprotegidos y vulnerables a través de sus propuestas hechas en la Cámara Alta.

Enhorabuena y felicidades por su trabajo, Lic. Hilda Flores Escalera. (www.intersip.org)