Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Nacionales

INFORMES SOBRE LA SITUACIÓN ECONÓMICA, LAS FINANZAS PÚBLICAS Y LA DEUDA PÚBLICA

A pesar de un entorno internacional complejo, durante el primer trimestre de 2015, la economía mexicana tuvo un mayor dinamismo que al cierre de 2014. México sigue destacando entre las economías emergentes por el ajuste ordenado de sus indicadores financieros, en un entorno de alta volatilidad en los mercados financieros internacionales.

INFORMES SOBRE LA SITUACIÓN ECONÓMICA, LAS FINANZAS PÚBLICAS Y LA DEUDA PÚBLICA

Por Roberto Robles.

03 mayo 2015; México, D.F.-A pesar de un entorno internacional complejo, durante el primer trimestre de 2015, la economía mexicana tuvo un mayor dinamismo que al cierre de 2014. México sigue destacando entre las economías emergentes por el ajuste ordenado de sus indicadores financieros, en un entorno de alta volatilidad en los mercados financieros internacionales.

Durante enero-marzo de 2015, los ingresos del sector público aumentaron 9.3 por ciento en términos reales con respecto al mismo periodo de 2014. Esto fue resultado del crecimiento real anual de 32.0 por ciento en los ingresos no petroleros, que compensó la reducción de los ingresos petroleros de 42.6 por ciento en el periodo señalado. En sus componentes, destaca el incremento real de la recaudación tributaria de 33.1 por ciento y de los ingresos no tributarios del Gobierno Federal de 121.5 por ciento.

Con respecto al monto previsto en el programa, los ingresos presupuestarios fueron mayores en 92 mil 997 millones de pesos durante el primer trimestre de 2015. Una parte importante de estos recursos se generaron por circunstancias excepcionales que no marcan una tendencia para el resto de 2015 ni para ejercicios fiscales posteriores, como lo son: el entero de recursos del Banco de México por su remanente de operación, el producto de la concesión para crear una cadena de televisión con cobertura nacional, así como efectos asociados a las disposiciones tributarias aprobadas por el H. Congreso de la Unión en 2013, tales como la eliminación del régimen de consolidación fiscal y las mejoras administrativas en el proceso de retención del ISR a los empleados públicos.

En lo que respecta al remanente de operación del Banco de México por 31.4 mil millones de pesos, el Gobierno Federal planteará en el proyecto de Presupuesto de Egresos para 2016 invertir estos recursos para desarrollar programas y proyectos de infraestructura. Así, el Gobierno de la República refrenda su compromiso con la responsabilidad fiscal y la sana evolución de las finanzas públicas.

El gasto total del sector público presupuestario fue superior en 11.9 por ciento real al pagado durante el primer trimestre del año anterior. El gasto programable se incrementó 13.7 por ciento en términos reales. A su interior, destaca una disminución en servicios personales de 2.0 por ciento en términos reales. Este comportamiento del gasto va en línea con las medidas adoptadas por el Gobierno de la República para llevar a cabo un ajuste preventivo del gasto en 2015.

Por su parte, los recursos federales transferidos a las entidades federativas y a los municipios muestran un aumento real de 2.4 por ciento en el periodo de referencia de este reporte.

Durante el primer trimestre de 2015, se registró un déficit público de 100 mil 417 millones de pesos, resultado congruente con el déficit presupuestario anual aprobado por el H. Congreso de la Unión. Al excluir la inversión productiva, el balance presenta un superávit de 36 mil 591 millones de pesos.

Los requerimientos financieros del sector público se ubicaron en 122 mil 492 millones de pesos. Asimismo, al cierre del primer trimestre de 2015, la deuda del Sector Público Federal se mantuvo en niveles moderados y estables. El monto de la deuda neta del Sector Público se ubicó en 40.9 por ciento del PIB, en tanto que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público ascendió a 43.9 por ciento del PIB.

Este día la Secretaría de Hacienda y Crédito Público entregó al H. Congreso de la Unión los Informes sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública correspondientes al primer trimestre de 2015, en cumplimiento de lo establecido en el Artículo 107 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (Ley de Presupuesto), los cuales también se han puesto a disposición del público a través de la página de Internet de la dependencia. A continuación, se presentan los principales aspectos de estos Informes.
I. Situación Económica
En los mercados financieros internacionales persistió una volatilidad elevada, asociada a factores como el proceso de normalización de la política monetaria en Estados Unidos, la sostenibilidad fiscal de Grecia, riesgos geopolíticos y el debilitamiento del crecimiento económico global.
En este contexto, México siguió destacando entre las economías emergentes por el ajuste ordenado de sus indicadores financieros. Asimismo, los resultados de los indicadores macroeconómicos disponibles indican que, durante el primer trimestre de 2015, la economía mexicana creció a un mayor ritmo que en 2014.
Producción
Durante el primer trimestre de 2015, la economía mexicana mantuvo la tendencia de crecimiento positiva, a pesar del deterioro del entorno externo. La economía de Estados Unidos se desaceleró de manera temporal como resultado de condiciones climatológicas adversas, problemas laborales en los puertos de la costa oeste, así como una disminución en la inversión fija bruta de dicho país. Si bien se estima que el resto del año se registre un mayor dinamismo de la economía estadounidense, los pronósticos de crecimiento para 2015, en particular de su producción industrial, se han revisado a la baja.
A pesar de la desaceleración en el ritmo de crecimiento de la economía de Estados Unidos en el primer trimestre del año, las exportaciones no petroleras de México registraron un crecimiento anual de 6.2 por ciento en el periodo.
Por su parte, la demanda interna registró señales de recuperación tanto en el consumo como en la inversión. Lo anterior fue resultado de una aceleración en el financiamiento a empresas y hogares, la expansión de la generación de empleos formales, la reducción de la tasa de desocupación, una mejoría de la confianza de los consumidores y menores tasas de inflación. Así, en el primer trimestre de 2015, el valor real de las ventas de los establecimientos afiliados a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) se incrementó a un ritmo anual de 5.7 por ciento, el mayor aumento desde el tercer trimestre de 2012.
Finalmente, en el sector de minería, la plataforma de producción de petróleo en México continuó disminuyendo y afectando la actividad productiva del país. En el primer bimestre de 2015, la minería disminuyó a una tasa anual de 4.8 por ciento. La minería petrolera tuvo una caída anual de 6.3 por ciento, mientras que el resto de la actividad extractiva se incrementó en 0.8 por ciento.
Empleo
Durante el primer trimestre de 2015, la generación de empleos formales continuó acelerándose. Al 31 de marzo de este año, el número de trabajadores afiliados al IMSS fue de 17.5 millones de personas, nivel que representa un crecimiento anual de 757 mil plazas (4.5 por ciento). Por tipo de contrato, la afiliación permanente se incrementó en 594 mil trabajadores y la eventual lo hizo en 163 mil personas.
Precios
Durante el primer trimestre de 2015, la inflación general anual fue menor a la registrada en 2014 al situarse en niveles ligeramente por arriba de 3 por ciento. Esta trayectoria se atribuyó a la disipación del efecto en precios de los cambios tributarios que entraron en vigor al inicio de 2014, a ajustes a la baja en las tarifas de las telecomunicaciones y de los energéticos y, en general, a un menor ritmo de crecimiento en los precios de las mercancías y los servicios con respecto al año anterior.
En este mismo periodo, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) presentó variaciones positivas. El IPC cerró el trimestre en 43,724.78 unidades, lo cual representó un crecimiento de 1.3 por ciento frente al cierre del trimestre anterior.
Por su parte, el tipo de cambio del peso continuó depreciándose frente al dólar, como consecuencia de la divergencia de la política monetaria en economías avanzadas y la disminución en los precios del petróleo. En este contexto, al cierre de marzo de 2015, el tipo de cambio se ubicó en 15.26 pesos por dólar, lo que implicó una depreciación de 3.5 por ciento respecto al nivel reportado al cierre del 31 de diciembre de 2014 (14.75 pesos por dólar).1
Crédito
En febrero de 2015, la cartera de crédito total vigente de la banca comercial y de desarrollo aumentó 10.0 por ciento anual en términos reales. A su interior, el crédito vigente al sector privado registró un aumento anual a tasa real de 7.9 por ciento. Asimismo, las carteras de crédito vigente a empresas y personas físicas, a la vivienda y al consumo aumentaron en 9.2, 6.0 y 3.2 por ciento a tasa real anual, respectivamente.
En términos generales, los resultados del primer trimestre de 2015 apuntan a una economía mexicana que mantiene una tendencia creciente. Durante el bimestre enero-febrero de 2015, el Índice General de la Actividad Económica (IGAE) tuvo un crecimiento anual de 2.3 por ciento, lo que implicó un aumento bimestral de 0.2 por ciento en cifras ajustadas por estacionalidad.

II. Finanzas Públicas
Durante el primer trimestre de 2015, se registró un déficit público de 100 mil 417 millones de pesos, resultado congruente con el monto anual aprobado por el H. Congreso de la Unión. Al excluir la inversión productiva, el balance a marzo de 2015 presenta un superávit de 36 mil 591 millones de pesos, monto inferior en 1.7 por ciento real con respecto al del mismo periodo de 2014. Por su parte, los Requerimientos Financieros del Sector Público se ubicaron en 122 mil 492 millones de pesos.
Ingresos
Al primer trimestre de 2015, los ingresos presupuestarios del sector público se ubicaron en 1 billón 85 mil 959 millones de pesos, monto superior en 9.3 por ciento anual en términos reales respecto al mismo periodo de 2014. La evolución de los principales rubros de ingreso fue la siguiente:

Los ingresos tributarios no petroleros ascendieron a 664 mil 18 millones de pesos al incrementarse 33.1 por ciento en términos reales con respecto a 2014. Resaltan los crecimientos anuales en la recaudación del sistema renta, del IEPS y del impuesto a las importaciones, de 31.6, 315.5 y 22.3 por ciento en términos reales, respectivamente. Por un lado, estos resultados se explican, por el efecto de las disposiciones tributarias establecidas en 2014, así como por las medidas de administración tributaria adoptadas. De acuerdo con la información disponible, este resultado se debe, en parte, a la eliminación del régimen de consolidación y a las mejoras administrativas en el proceso de retención del ISR a los empleados públicos. Por tanto esos recursos son de naturaleza no recurrente.

Los ingresos no tributarios del Gobierno Federal sumaron 97 mil 527 millones de pesos e incluyen los aprovechamientos derivados del remanente de operación del Banco de México por 31 mil 449 millones de pesos. Así, el crecimiento respecto a 2014 de este agregado asciende a 121.5 por ciento.

Los ingresos propios de los organismos y empresas distintas de Pemex se ubicaron en 150 mil 698 millones de pesos, incrementándose 1.7 por ciento en términos reales respecto a 2014. Esto se explica, principalmente, por mayores cuotas a la seguridad social.

Por su parte, los ingresos petroleros se ubicaron en 173 mil 716 millones de pesos, monto inferior en 42.6 por ciento anual en términos reales a los recibidos en el primer trimestre de 2014. Este resultado refleja la reducción del precio del petróleo y del gas natural (48.9 y 24.5 por ciento, en ese orden), así como la menor producción de petróleo (7.8 por ciento). Estos efectos se compensaron parcialmente con el efecto de la depreciación del tipo de cambio.

Respecto al monto previsto en la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2015, los ingresos presupuestarios fueron mayores en 92 mil 997 millones de pesos (9.4 por ciento). El destino de estos recursos se realizará de acuerdo con lo que establece la Ley de Presupuesto y su Reglamento.
En particular, destaca la recaudación tributaria, que en el primer trimestre del año fue superior en 146 mil 781 millones de pesos al monto programado. Como ya se señaló, una parte importante de estos ingresos son de naturaleza no recurrente.
También destacan otros ingresos extraordinarios, como el entero de recursos al Gobierno Federal que realizó el Banco de México por su remanente de operación del ejercicio fiscal 2014, y el pago por la concesión para crear una cadena de televisión con cobertura nacional.
Como se observa, los recursos adicionales del primer trimestre se generaron, principalmente, por circunstancias excepcionales que no marcan una tendencia para el resto de 2015 ni para ejercicios fiscales posteriores.
Finalmente, la suma de los saldos de los fondos de estabilización que contempla la Ley de Presupuesto, al cierre de marzo de 2015, es de 96 mil 432 millones de pesos.
Gasto
Durante el primer trimestre de 2015, el gasto neto presupuestario del sector público ascendió a 1 billón 187 mil 748 millones de pesos, monto superior al pagado en enero-marzo del año anterior en 11.9 por ciento real.
El gasto programable se ubicó en 937 mil 818 millones de pesos, nivel superior en 13.7 por ciento real respecto a 2014. A su interior, se observa lo siguiente:
La inversión física presupuestaria aumentó 8.1 por ciento en términos reales.

Los recursos destinados al pago de subsidios y pensiones registraron incrementos reales de 37.2 y 4.6 por ciento, respectivamente. Los subsidios incluyen los programas sociales para la población más vulnerable. Las erogaciones destinadas a actividades de desarrollo económico y social aumentaron 12.3 y 10.6 por ciento en términos reales, respectivamente.

En contraste, se registró una disminución en el rubro de servicios personales a una tasa real anual de 2.0 por ciento. Este comportamiento está en línea con las medidas adoptadas por el Gobierno de la República para llevar a cabo un ajuste preventivo del gasto en 2015.
En el periodo enero-marzo, los recursos canalizados a las entidades federativas y municipios a través de participaciones, aportaciones y otras transferencias aumentaron 2.4 por ciento real.
III. Deuda Pública
En línea con los objetivos establecidos en el Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo 2013-2018 (PRONAFIDE), así como en el Plan Anual de Financiamiento 2015, las acciones en materia de manejo de la deuda pública se dirigieron a i) cubrir las necesidades de financiamiento del Gobierno Federal con bajos costos en un horizonte de largo plazo, con un bajo nivel de riesgo y considerando posibles escenarios extremos; ii) preservar la diversidad del acceso al crédito en diferentes mercados; y, iii) promover el desarrollo de mercados líquidos y profundos con curvas de rendimiento que faciliten el acceso al financiamiento a una amplia gama de agentes económicos públicos y privados.
Deuda interna
Las acciones realizadas en materia de endeudamiento interno han buscado satisfacer las necesidades de financiamiento del Gobierno Federal procurando en todo momento el buen funcionamiento del mercado local de deuda y proveer referencias de mercado para otros emisores.
Deuda externa
La política de endeudamiento externo ha estado dirigida a diversificar los pasivos públicos preservando y ampliando el acceso a los mercados internacionales. En este sentido, en el mes de enero se efectuó una operación de financiamiento y de manejo de pasivos en los mercados internacionales mediante la reapertura del bono con vencimiento en 2025 por 1 mil millones de dólares y la emisión de un nuevo bono de referencia a 30 años con vencimiento en 2046 por 3 mil millones de dólares. Cabe señalar que, al momento de la operación, con la reapertura del bono con vencimiento en enero de 2025 se obtuvo el costo de financiamiento más bajo en la historia de México para un plazo igual.
De igual manera, en marzo el Gobierno Federal realizó una emisión de dos nuevos bonos de referencia en euros a 9 y 30 años, por un total de 2 mil 500 millones de euros, aproximadamente 2 mil 800 millones de dólares. Con esta operación México fue el primer país no europeo en emitir un bono de referencia a 30 años en el mercado de euros. Cabe señalar que al momento de la operación el costo de financiamiento logrado en la emisión del bono con vencimiento en 2024 fue el más bajo obtenido a plazo similar por el Gobierno Federal en el mercado de euros, y en el bono a 30 años se logró el rendimiento más bajo en la historia a ese plazo en cualquier moneda.
Deuda neta del Gobierno Federal
Al cierre del primer trimestre de 2015, el saldo de la deuda neta del Gobierno Federal se ubicó en 5 billones 541 mil 834.2 millones de pesos. Como porcentaje del PIB, representó el 31.9 por ciento. La estructura del portafolio actual de la deuda del Gobierno Federal mantiene la mayor parte de sus pasivos denominados en moneda nacional, representando al 31 de marzo de 2015 el 78.4 por ciento del saldo de la deuda neta del Gobierno Federal.
El saldo de la deuda interna neta del Gobierno Federal al cierre del primer trimestre de 2015 ascendió a 4 billones 346 mil 267.8 millones de pesos, monto superior en 22 mil 147.2 millones de pesos al observado en el cierre de 2014. Como porcentaje del PIB, este saldo representa 25.0 por ciento.
Al cierre del primer trimestre de 2015, el saldo de la deuda externa neta del Gobierno Federal ascendió a 78 mil 893.4 millones de dólares, monto superior en 1 mil 541 millones de dólares al registrado en el cierre de 2014. Como porcentaje del PIB, este saldo representa 6.9 por ciento.
Deuda neta del Sector Público Federal
Al cierre del primer trimestre de 2015, el monto de la deuda neta del Sector Público Federal, que incluye la deuda neta del Gobierno Federal, la de las Empresas Productivas del Estado y la de la Banca de Desarrollo, se ubicó en 40.9 por ciento del PIB. La deuda interna como porcentaje del PIB representó 27.4 por ciento. En lo que se refiere a la deuda externa neta a PIB, ésta se situó en 13.5 por ciento.
Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público
Al cierre del primer trimestre de 2015, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), indicador que incluye las obligaciones del sector público en su versión más amplia, ascendió a 7 billones 638 mil 602.8 millones de pesos, equivalente a 43.9 por ciento del PIB, monto superior en 2.1 puntos porcentuales al observado al cierre de 2014. La evolución de dicho saldo en el primer trimestre del año estuvo determinada, entre otros factores, por la dinámica de ingreso-gasto y por una revaluación del saldo de la deuda externa asociado a la depreciación del tipo de cambio. De acuerdo con la evolución esperada de las finanzas públicas para lo que resta del 2015, este indicador está en línea con las metas anuales de déficit y del SHRFSP.