Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Guillermo Robles

Con pies de plomo para la pendejez

Solo en un mundo bizarro se pudiera pensar que el gobierno de Enrique Peña Nieto, se encuentra fuerte, consolidado y que todas sus reformas han sido acertadas cuando en realidad le cuesta mucho al ejecutivo aceptar que se equivocó en la mayoría de ellas, el no fueron atinadas justamente en un tiempo en donde la palabra crisis no es exclusiva de México sino a nivel mundial.

OPINIÓN

Por Guillermo Robles Ramírez

Con pies de plomo para la pendejez

Solo en un mundo bizarro se pudiera pensar que el gobierno de Enrique Peña Nieto, se encuentra fuerte, consolidado y que todas sus reformas han sido acertadas cuando en realidad le cuesta mucho al ejecutivo aceptar que se equivocó en la mayoría de ellas, el no fueron atinadas justamente en un tiempo en donde la palabra crisis no es exclusiva de México sino a nivel mundial.

Su opacidad del gobierno federal inicia precisamente con él mismo, su esposa Angélica Rivera, la ostentosidad de sus hijas, para seguirle con sus colaboradores de mayor confianza como su Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong,  utilizando el mismo modus operandi de la casa blanca, siendo ejemplo para otros muchos funcionarios públicos que de un nivel jerárquico de arriba hacia abajo están siguiendo bajo la vacuna del fuero y el atacar la transparencia en el olvido.

Todas las declaraciones hechas en los eventos en donde participa Enrique Peña Nieto, al igual que sus spot publicitarios de campañas de imagen fueran por ciertas sus demagogias palabras y óptica muy personal de cómo está México así como el gran potencial que tenemos los mexicanos para salir adelante como diciendo “ahí está el dinero nada más es cosa de trabajarlo”.

Si nuestro país verdaderamente es un gran potencial de inversión entonces cómo se explica el aumento de cada vez más pobres que a la falta de un trabajo prefieren dedicarse a la delincuencia de todo tipo.

El incremento de los trabajos informales viene siendo cada día más productivo sin estar batallando con las complicaciones de trámites y permisos para poder instalar un pequeño negocio, sin mencionar para aquellas nuevas empresas que en el campo de sociedades mercantiles involucrando socios es increíble pensar que para la autorización puede pasar fácil no más de cinco meses.

La cantidad de impuestos que se tiene que pagar es otro de los factores que frenan a la economía de nuestro país, sin ningún estímulo fiscal siendo esencial para emprendedores mexicanos tener una recuperación pronta cuando se pretende invertir significando esto una causa importante para la fuga de empresarios a EU ya que los negocios incubados en los Centros de Desarrollo de Pequeñas Empresas (SBDC), están exentos del pago de impuestos federales por un año.

Enrique Peña Nieto, hace alarde de su administración para que compañías en todo el mundo vean a nuestro país como el sitio idóneo para invertir y crecer, cuando debería estar cuidando que las empresas connacionales no se den a la fuga como las compañías  productoras de software que han decidido incubar su negocio en los EU, lo mismo ha sucedido con productoras de lácteos, así como algunas otras más para aprovechar los incentivos fiscales y económicos que ofrecen a diferencia de México.

Esto sin mencionar el millón de personas con estudios universitarios, profesionistas y posgrados que han tenido mayor oportunidad de colarse allá con los yanquis según informes del Consejo Nacional de Población.

Continua la desconfianza entre la población con respecto al tema de seguridad en donde es obvio que la estrategia de su combate a los criminales no ha sido como el súper hit, porque ahí siguen los mismos y multiplicándose cada día, mes y año en su administración los índices de seguridad va en aumento.

Siendo éste un factor donde el gobierno federal no lo considera como una variable importante y determinante para el crecimiento de las empresas el presidente nacional de la Coparmex, aseguró que la violencia en México sí afecta a todo el organismo empresarial.

Así como su antecesor y otros Presidentes de México, al igual que los gobernadores, le apuestan a las inversiones extranjeras tratándolos de engañar no solo al país visitado que es un pretexto más para pasear, sino también a los mexicanos. Ha descuidado durante toda su administración a las empresas nacionales olvidándose que arriba del  ochenta por ciento de los empleos en nuestro país son generados por pequeñas y medianas empresas.

A parte de ser el Presidente motivo de burla no solo para los mexicanos, sino también para el extranjero por su escaso conocimiento en cualquier materia, desempleo e inseguridad en lo que lleva del año pero es demasiado orgulloso para no querer escuchar principalmente a los mexicanos, a los medios de comunicación, a figuras importantes del extranjero; que se ha equivocado de estrategias económicas, seguridad y, sin embargo, sigue con pies de plomo su proyecto sin ningún cambio en el gobierno federal, más que puras declaraciones superficiales que ni un niño se las cree. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org