Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Carlos Robles

Resucitan los “negros”

Nosotros los mexicanos, aunque duela hay que decirlo, somos tercos, duros y “cabezones” para cumplir con las leyes u obligaciones de ciertas campañas que implementan las autoridades de diversas áreas.

Mi columna

Resucitan los “negros”

Por Carlos Robles Nava

Nosotros los mexicanos, aunque duela hay que decirlo, somos tercos, duros y “cabezones” para cumplir con las leyes u obligaciones de ciertas campañas que implementan las autoridades de diversas áreas.

Mientras nos ponen la “macana” encima o sea la sanción económica por incumplir las normas de tal o cual campaña, procuramos irnos lo derecho posible, aunque no todos, porque como en la viña del Señor, hay de todo.

La exitosa campaña a nivel estatal que se realizó hace poco más de tres años para desaparecer de todo vehículo lo “negro” de los cristales que rimbombantemente se le llama “polarizado”, fue ejemplo para muchas Entidades del alrededor de Coahuila.

Fue una estratégica medida instrumentada por el gobierno del Estado como seguridad para todos, pues hubo un tiempo que fue común que detrás de la “negrura” de los cristales de todo vehículo sujetos de la delincuencia organizada ocultaban sus rostros que, por cierto, los delataba desde kilómetros de distancia que pertenecían al grupo de “mañosos” o malandros, delatándolos su clásico corte de pelo muy a la militar y por su aspecto en general, los ciudadanos normales inmediatamente los identificaba, además de que tras esa oscuridad de los cristales podían esconder sus armas largas o sea metralletas y otros sofisticados aparatos balísticos que servían para enfrentarse a los militares.

Fue, hay que reconocerlo, una medida además de benéfica necesaria y que se mantuvo por casi tres años, sin embargo, en los últimos meses del 2014 y primeros de este 2015, empezaron a salir los vehículos con cristales “negros” o “polarizados”, ante la complacencia de las autoridades policiacas de los distintos niveles.

En la reincidente proliferación de tanto vehículo con cristales “polarizados”, el único municipio de los 38 de Coahuila, es el de Monclova el que implementó a partir de hace unas dos semanas, retenes en sus diversas calles, calzadas y bulevares para retirar de la circulación a los “negros”, pues ésta su resucitación se está aprovechando por los malandros refugiados en la “otrora Monclovita la bella”.

La “resucitación de los negros”, me refiero a los “polarizados” puede ser un mal ejemplo para que se contagien en otros municipios vecinos y vuelva a resurgir de nueva cuenta una gran cantidad de unidades motrices con los cristales “polarizados”, aunque hay que decirlo, cuando se viaja fuera de la capital coahuilense a otras ciudades de la Entidad, es notorio el número de vehículos que vuelven con su “negrura”.

Algunos automóviles o camionetas pick up con placas de Nuevo León, pero que es gente radicada en Coahuila, aprovechan la identidad de las placas con “láminas” de otra Entidad que no sea la nuestra, con el pretexto de que allá con los regios no está prohibido el polarizado.

Sano y positivo sería que las autoridades municipales vuelvan a implementar estos operativos o bien ordenar a sus agentes de tránsito o vialidad a que procedan conforme a la ley para sancionar a los conductores con vehículos “polarizados”.

Monclova ya puso el ejemplo, ¿por qué no seguirla?, pues es por seguridad y bien de todos. (www.intersip.org)