Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Nacionales

EVOLUCIÓN ECONÓMICA RECIENTE Y ACTUALIZACIÓN DEL PRONÓSTICO DEL PIB

Las perspectivas de la economía global se han revisado a la baja. Entre octubre del año anterior y abril de 2015, el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo su expectativa de crecimiento global para 2015 de 3.8 por ciento a 3.5 por ciento. Estas revisiones a la baja en las expectativas de crecimiento mundial del FMI entre octubre y abril se han observado en los últimos cuatro años.

EVOLUCIÓN ECONÓMICA RECIENTE Y ACTUALIZACIÓN DEL PRONÓSTICO DEL PIB

Por Roberto Robles.

22 mayo 2015;  México, D.F.-Las perspectivas de la economía global se han revisado a la baja. Entre octubre del año anterior y abril de 2015, el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo su expectativa de crecimiento global para 2015 de 3.8 por ciento a 3.5 por ciento. Estas revisiones a la baja en las expectativas de crecimiento mundial del FMI entre octubre y abril se han observado en los últimos cuatro años.

En particular, la reducción de las expectativas de crecimiento en las economías emergentes en el mismo periodo ha sido mayor, de 5.0 por ciento a 4.3 por ciento. La perspectiva de crecimiento para América Latina se redujo de 2.2 por ciento en octubre a 0.9 por ciento en abril. En economías avanzadas destaca que, el crecimiento de Estados Unidos durante el primer trimestre de 2015 fue de 0.2 por ciento trimestral anualizado, muy por debajo de la expectativa de los analistas en noviembre de 2014 de 2.8 por ciento[1]. Esto último influyó para que las expectativas de crecimiento de Estados Unidos para 2015 se revisaran significativamente a la baja entre marzo y mayo de este año; pasando de 3.1 por ciento a 2.5 por ciento.

El día de hoy, el INEGI publicó el IGAE correspondiente al mes de marzo de 2015. Éste registró una tasa de crecimiento anual de 2.7 por ciento. Asimismo, se revisó al alza el crecimiento anual del IGAE de febrero, al aumentar de 2.3 por ciento a 2.8 por ciento.

Asimismo, el INEGI también publicó las cifras del Producto Interno Bruto (PIB) correspondientes al primer trimestre de 2015. El PIB creció a una tasa anual de 2.5 por ciento. Este crecimiento es mayor al crecimiento registrado durante el mismo periodo de 2014, que fue de 2.0 por ciento anual, y mayor al crecimiento para todo 2014 (de 2.1 por ciento). Eliminando el efecto estacional, esto representa una expansión con respecto al trimestre anterior de 0.4 por ciento.

Durante el primer trimestre de este año, la economía mexicana registró un crecimiento balanceado, asociado a la evolución favorable tanto de la demanda interna, particularmente del consumo y la inversión, como de las exportaciones.

 

El mayor dinamismo del consumo está asociado a un mejor desempeño de sus principales determinantes:

  • La caída en la tasa de desocupación que en el primer trimestre se ubicó en 4.2 por ciento de la PEA y se compara con un 4.8 por ciento en el primer trimestre de 2014.
  • La generación de empleos formales de abril, donde se observa que se crearon 765,948 plazas, un incremento anual de 4.5 por ciento.
  • Un menor nivel de inflación que durante los primeros cuatro meses del año se ubicó entre 3.0 y 3.14 por ciento (4.08 por ciento en 2014).
  • El incremento de los salarios contractuales que en el primer cuatrimestre tuvieron un aumento real anual de 1.2 por ciento.
  • Una expansión del otorgamiento de crédito a empresas y personas físicas con actividad empresarial de 9 por ciento real anual en marzo.
  • Un mayor flujo de remesas hacia nuestro país. En marzo, ingresaron a México 2 mil 258 millones de dólares por concepto de remesas, lo que representa un crecimiento anual del 7.6 por ciento, alcanzando la mayor cantidad desde mayo de 2012.

Estos factores son congruentes con que el valor real de las ventas de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) se incrementó a un ritmo anual de 5.6 por ciento durante el primer cuatrimestre del año, el mayor aumento en este periodo desde 2012.

Por otro lado, la inversión fija bruta durante el primer bimestre creció 4.6 por ciento anual, el mayor aumento anual para este periodo desde 2012.

  • En el primer trimestre de 2015, la producción industrial de construcción tuvo un crecimiento anual de 4.2 por ciento, mientras que el empleo formal en este sector aumentó 11.5 por ciento anual durante abril.

La demanda externa continuó expandiéndose durante el primer trimestre de 2015. A pesar de la desaceleración de la economía estadounidense, las exportaciones no petroleras de México registraron un crecimiento anual de 6.2 por ciento durante este periodo. Se espera que Estados Unidos recupere su dinamismo en lo que resta del año, lo que impulsaría en mayor medida las exportaciones mexicanas.

Se observó este comportamiento favorable en la industria automotriz tanto en el mercado externo como interno. Por un lado, en marzo de 2015, las exportaciones automotrices presentaron un crecimiento de 13.8 por ciento anual. Por el otro lado, en los primeros cuatro meses del año, la producción de automóviles creció 10.7 por ciento, equivalente a 1 millón 132 mil 481 unidades, mientras que las ventas de autos crecieron 22.2 por ciento anual en este periodo.

La actividad económica del primer trimestre se vio afectada negativamente por la marcada desaceleración de la economía estadounidense durante el mismo periodo, debido a condiciones climatológicas adversas, los problemas laborales en los puertos de la costa oeste y la apreciación del dólar que afectó las exportaciones. Asimismo, las expectativas de la producción industrial, que es uno de los principales factores externos que afectan la economía de México, fueron revisadas a la baja entre marzo y mayo de 2015 de 3.8 por ciento anual a 2.5 por ciento anual.

Aunado a esto, la actividad económica también fue afectada por la menor actividad petrolera, que fue resultado de una menor plataforma de producción y un menor precio internacional del petróleo. En los primeros cuatro meses del año, con cifras preliminares, se registró una producción de 2,275 miles de barriles diarios (mbd), nivel menor a los 2,399 mbd proyectados en el programa operativo anual de Pemex.

Por su parte, el precio internacional petróleo (WTI) se ubicó en 51 dólares por barril (dpb) en promedio durante los primeros cuatro meses del año, nivel menor en 42 dólares respecto a 2014 (93 dpb) que ha afectado al país principalmente a través de menores ingresos gubernamentales y el subsecuente ajuste en el gasto gubernamental.