Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Carlos Robles

Somos amigos de papel

No de ahora, sino desde muchísimos años, México ha protocolizado sus relaciones de amistad, educativas, culturales y sobretodo comerciales, con infinidad de países, aunque en la práctica en su mayoría ha sido una relación de papel.

Mi Columna

Somos amigos de papel

Por Carlos Robles Nava

No de ahora, sino desde muchísimos años, México ha protocolizado sus relaciones de amistad, educativas, culturales y sobretodo comerciales, con infinidad de países, aunque en la práctica en su mayoría ha sido una relación de papel.

Empero la incongruencia en ese hecho son los millones de pesos que han gastado nuestros diputados federales y senadores durante decenas de años en viajes dizque para estrechar nuestras relaciones con naciones fuera de México y no se aprovechan en lo más mínimo con quienes ya tenemos una relación establecida y protocolizada para concertar convenios estudiantiles, culturales y en especial comerciales promoviendo la venta de productos nacionales o trayendo más inversión de esos países a México.

Ejemplos como el que expondremos aquí, hay muchos.

Suiza y México, formalizaron vínculos históricos hace 183 años, pues fue precisamente en 1832 con la suscripción del tratado de Amistad y Relaciones Consulares, aunque fue hasta l945 o sea hace 75 años en que se formalizaron sus nexos diplomáticos.

Lamentablemente los mexicanos no hemos aprovechado infinidad de oportunidades que hay para fortalecer además de nuestra economía, el turismo, cultura, intercambios estudiantiles, de investigadores, académicos, etc.

De papel, los principales objetivos de la labor diplomática mexicana en Suiza, es el fortalecimiento del diálogo político, la promoción de las relaciones económicas, la cooperación en materia de educación y científica, al igual que la difusión cultural y más que eso, la imagen de México en Suiza.

Será por la enorme extensión territorial de México que al menos en Estados como Coahuila, jamás se escucha algo relacionado con Suiza, país que cuenta con 8 millones de habitantes, contando con una multi-cultura y plurilingüe, siendo la vigésima potencia económico en todo el Mundo gracias al tamaño de su PIB.

Los suizos cuentan con un alto desarrollo tecnológico, además de tener un alto liderazgo en competitividad e innovación, figurando entre las 10 fuentes principales de inversión extranjera para México a nivel mundial.

Más de 800 empresas con capital suizo se han establecido en distintas regiones de la República Mexicana, pero nunca ha sido gracias a una promoción gubernamental, pues esas compañías han llegado solas o de motuo propio para vender sus artículos o tener una representación nacional de lo que nos venden.

Apenas, a 183 años de que se suscribió el tratado de amistad y relaciones consulares y 75 años en que se formalizaron sus nexos diplomáticos, hasta este 2015 se está proyectando establecer oficinas de México en Suiza, por parte de este país europeo.

Hablando claro y preciso, la relación de México con Suiza ha sido, insisto, simplemente de papel como lo demuestra la agenda multilateral en la compra por parte nuestra de armas, seguridad internacional, la paz y seguridad internacionales, desarme nuclear, los derechos humanos, el derecho internacional humanitario, la abolición de la pena de muerte, la igualdad de género y el combate del cambio climático.

Y, no es por poner negritos en el arroz, pero como me decía mi “nana” y de “dinerito” qué, o sea en cuestión de negocios qué, porque las 800 compañías suizas establecidas en México, ha sido por iniciativa de dicho país del viejo mundo.

No faltan los fatalistas y críticos de todo y por todo, que arremeten contra el gober Rubén Moreira Valdés, de que ande viajando a Asia, Europa y otros continentes para atraer capitales que generen empleo, pues si nuestros legisladores federales no lo hacen, alguien tiene que hacer su tarea. ¿No?. (www.intersip.org)