Noticias , Saltillo, Coahuila, Lideres

Guillermo Robles

Y pasando el mes desapercibido

Cada vez es mayor la apatía de estar conmemorando fechas significativas, como el 1 de mayo en donde su desfile de obrero se ve cada vez más desairado o cada vez tienen plomo en los pies en donde anteriormente los desfiles se hacían con grandes manifestaciones de organizaciones laborales en donde se preparan discursos con temáticas fuertes que ningún político mexicano no le gustaría estar al frente para escuchar todas las demandas de la situación laboral sirviéndoles  para otros países como un indicador para medir la relación existente entre las diferentes organizaciones, síndicos laborales y de gobierno.

OPINIÓN

Por Guillermo Robles Ramírez

Y pasando el mes desapercibido

Cada vez es mayor la apatía de estar conmemorando fechas significativas, como el 1 de mayo en donde su desfile de obrero se ve cada vez más desairado o cada vez tienen plomo en los pies en donde anteriormente los desfiles se hacían con grandes manifestaciones de organizaciones laborales en donde se preparan discursos con temáticas fuertes que ningún político mexicano no le gustaría estar al frente para escuchar todas las demandas de la situación laboral sirviéndoles  para otros países como un indicador para medir la relación existente entre las diferentes organizaciones, síndicos laborales y de gobierno.

Ahora sus nuevos indicadores es la apatía o al menos así le llaman los políticos ante el temor de la misma sociedad por querer salir a las calles ante la gran inseguridad que domina en todo el país.

El sentido por la lucha social se ha perdido con el tiempo por factores diferentes ya que en diferentes partes de la república poco a poco se ha quitado la tradición del desfile de los diferentes sindicatos, organizaciones laborales e independientes por la sencilla razón de no existir las condiciones de seguridad necesarias para poder desarrollar un acto masivo al aire libre, restringiéndose a actividades aisladas para no exponer la integridad de la clase trabajadora como lo la CTM, CROC, CNOP y otras organizaciones donde homenajean a los Mártires de Chicago, Cananea y Río Blanco quienes se les atribuye su lucha social y los derechos  de los trabajadores pero uno de los más destacados puntos la jornada de ocho horas.

Su sentido social se ha estado perdiendo y muy a pesar de que ha pasado ya 29 días sin que nadie se haya percatado cómo ha perdido fervor para conmemorar fechas en donde era muy reconocido que los diferentes sindicatos del país eran recordados por sus masivos desfiles y manifestaciones.

Pero todo esto gracias y no siendo para menos la situación actual en la que muchos desempleados no ven el motivo y causa de conmemorarlo o quienes fueron asignando mayor carga de trabajo con el mismo sueldo, y en ocasiones con los paros técnicos de trabajo para pagarles a destajo, significando trabajar una semana y descansando la siguiente, obviamente sin goce de sueldo, siendo mayor la necesidad simplemente se acepta no teniendo el valor de denunciarlo por la falta de oportunidad de laborar en otra parte por la culpa del gobierno federal que no ha encontrado la manera de activar la economía y recuperar aquellas empresas cerradas generadoras de fuentes de trabajo.

Obligados o engañados de todas maneras éstos grupos sociales cada vez son menos y ya para terminar éste mes de mayo considerado como el mes de las madres, mes del día del estudiante y el mes de los trabajadores, los anarquistas y radicales políticos que en aquellas épocas creían que la reducción de jornada, medidas de seguridad entre otros derechos de los cuales gozan la clase laboral están resurgiendo con diferentes personajes en el escenario  conocidos como la inseguridad, ingobernabilidad, y desplome del empleo, generado por una pésima administración económica iniciada desde Vicente Fox empeorando ahora con las ideas radicales del gobierno federal actual que piensa que con una reforma energética, de telecomunicaciones, pero sobre todo hacendaria piensan que con  eso queda todo arreglado, la economía de los mexicanos y condiciones laborales. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org