Friday, 15/12/2017 | 2:24 UTC-6
InterSIP Noticias

De eso estamos llenos

De eso estamos llenos

Post by relatedRelated post

Mi Columna

De eso estamos llenos

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

No hay municipio alguno de Coahuila, sea chiquito, mediano o grande que no esté lleno de unidades motrices que circulan con placas robadas o foráneas, en este último caso teniendo los propietarios de esos vehículos, su domicilio en la comunidad donde transita.

Preferentemente esto se fue haciendo normal para proteger automóviles, camionetas, autobuses y hasta motocicletas de procedencia extranjera, al igual que de unidades robadas o mal habidas y hasta para evitar el pago de derechos vehiculares de más costo en esta Entidad que en alguna de las vecinas, particularmente de Nuevo León.

Esa irregularidad o anomalía la dejaron crecer desmesuradamente las mismas autoridades que van ya de salida por terminar su período administrativo, provocando lógicamente la consiguiente protesta y malestar de quienes por años se protegieron bajo esas violaciones.

Ya con anterioridad las propias autoridades del Estado habían detectado a buen número de bandas de defraudadores que por largo tiempo estuvieron haciendo su agosto con clientes que optaban por lo ilegal en lugar de “caminar derecho”.

Tras la “cacería” que se ha emprendido en toda la Entidad para combatir, acabar y sino al menos reducir al mínimo la circulación vehicular en las anómalas circunstancias mencionadas, saltaron a la palestra los mismos organismos que les vendieron las placas engañando o en pleno conocimiento de sus clientes sobre el estatus de dichas placas.

ONAPPAFA, FRENOS, Unidad Coahuilense Democrática y otras más, “advirtieron” dizque las acciones que están implementando para impedir los retenes que se encargarán de recoger los vehículos con placas indebidas por su origen y otros motivos.

A esas “justicieras” acciones no podría faltar la Sección 147 del Sindicato Nacional de Mineros y Metalúrgicos de la República Mexicana, pues una buena cantidad de sus asociados desde hace años circulan con clara violación a las leyes con placas robadas, de otras Entidades o con visibles irregularidades que las colocan al margen de la ley.

Empero, esto no ha hecho mella en las autoridades del SAT, de la Dirección Fiscal General del Estado y demás dependencias que han empezado ya a actuar en los municipios con mayor número de vehículos con plaqueo apócrifo ya sea porque se trata de láminas robadas, de otras entidades tratándose de residentes coahuilenses u otras violaciones a las leyes de circulación.

Son Torreón, Saltillo y Monclova, los municipios de la Entidad en donde predomina el mayor número de unidades motrices con violaciones en su plaqueo y por tanto será en esas tres comunidades en donde enfocarán su principal acción las dependencias encargadas de esos retenes y operativos.

Uno de los problemas con el que se toparan las autoridades es que tan pronto se anunció la “cacería” de esos ilegales y sus dueños dejaron de hacer uso de ello para luego volverlos a circulación por las calles de la ciudad.

Este será el cuento de nunca acabar, pues este tipo de campañas son esporádicas y por ahora que se conozca no han tenido una permanencia larga.

Pero colmo dijo el ranchero “algo es algo” y el conformismo como siempre de nuestras autoridades de que si no acabaron con un problema, al menos, redujeron éste para desaparecer momentáneamente la circulación de tanto vehículo fuera de la ley

About