Friday, 15/12/2017 | 2:20 UTC-6
InterSIP Noticias

Bueno, Quique lo dice

Bueno, Quique lo dice

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Bueno, Quique lo dice

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

Negarlo sería injusto, hay que reconocer que con la llegada a Coahuila del nuevo Delegado Estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social, Enrique Ramón Orozco Benesthal, en poco tiempo se ha mejorado el servicio de la institución, al menos en algunas áreas, pero en general hay que decirlo así como somos de “criticones” y no le perdonamos una a la institución, sí hay avances.

Por citar algo, el programa UNIFILA cuya finalidad es atender a los afiliados que no tienen cita con el médico familiar, pero que traen alguna molestia o enfermedad, elevándose la consulta de 17 mil a 20 mil; en la farmacia se instalaron sillas para discapacitados lo que siempre hicieron falta; y la entrega de medicamentos ha mejorado notablemente con el nuevo sistema de dar turnos con un número y en muchas ocasiones hay más de dos empleados atendiendo.

Por otro lado, la limpieza en los sanitarios y en los pasillos de los consultorios de medicina familiar, es más continúa, aunque eso dura poco tiempo, pues los mismos derechohabientes ensuciamos porque lo “cochino” no se nos quita y no cambiamos.

Durante una entrevista que Orozco Benesthal, ofreció a la “raza” de prensa de Piedras Negras, Coah., afirmó que el Seguro Social de Coahuila no carece de médicos generales ni especialistas y, “vive hoy por hoy su mejor momento” y que se tiene el 99 por ciento de medicamentos.

Aseguró que médicos hay y “lo dicen las más de 20 mil consultas y mil cirugías diarias; los cientos de partos que se atienden, esto habla de un IMSS sólido y muy fuerte, tan es así que recibió un reconocimiento de todas las empresas por ser “escuela” que genera a los mejores médicos.

Después de que Orozco Benesthal, le echo bastante “crema a sus tacos” lo que le reconocemos no del todo, hay otras deficiencias que es probable al Delegado no se le informa del todo como  escases de ciertos medicamentos, en particular los del cáncer, hay pacientes que llevan esperando más de 20 días que les surtan la ampolleta “Leuprolide” indispensable para quienes son atendidos de cáncer; otros medicamentos más para la diabetes mellitus y de control en enfermedades crónicas degenerativasn entre éstas las cardiovasculares e insuficiencia renal,

Concretamente esto ocurre en la clínica familiar número uno donde los responsables de las farmacias traen “vueltas y vueltas” a los derechohabientes que requieren de esos medicamentos.

El personal de farmacia dan los teléfonos de Saltillo, 4-14-1000, el 4-11-15-30 y 4-14-13-13 con la recomendación de que allí se dé la queja, pero nadie contesta, por más que se marque y marque.

Dice que hay suficientes médicos familiares y especialistas, entonces “porque siguen mandando a pacientes a las clínicas de especialidades de Monterrey, como es el caso de quienes padecen cáncer, a los que se les aplica quimioterapia o radiaciones y en el caso de ciertas cirugías”.

Orozco Benesthal, de vez en vez y ocultando su identidad personalmente se sus vueltas a las clínicas y se dé cuenta de la desatención y ausencia constante de no pocas asistentes de los consultorios de medicina familiar.

Insistimos, si se ha mejorado bastante en el presente, comparado a años atrás, pero sin restarle méritos al nuevo Delegado, se está avanzando y ojalá llegue a tenerse un servicio de 100 que no le falta mucho, pero que lo anhela con todo su corazón los derechohabientes, porque pagan por tener una buena atención y ese pago se refleja en el salario. (www.intersip.org)

About