Friday, 20/10/2017 | 16:11 UTC-5
InterSIP Noticias

Sí que es problema

Sí que es problema

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Sí que es problema

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

Va en mayor ascendencia en Coahuila, la cantidad de casas abandonadas del programa crediticio INFONAVIT, ocasionando que éstas una vez solas sean despojadas de todo por grupos de maleantes que se mantienen a la expectativa para hacer su labor de rapiña.

Al quedar solas las casas, no pasa mucho tiempo sin que éstas se conviertan en refugio y puntos de reunión de pandillas, drogadictos y hasta de maleantes a quienes les serven para ocultarse mientras los busca la policía por los atracos que cometen.

La razón que por cierto se ha expuesto repetidamente al citado Instituto, es la lejanía de centros educativos, transporte, hospitales en concreto unidades del Seguro Social, súper mercados y en general todo servicio que demandan los nuevos inquilinos.

El problema se ha agudizado al grado de que el Colegio de Arquitectos de Coahuila Región Sureste, recientemente lo expuso a la Delegación de INFONAVIT, informando el Presidente de dicho Colegio, José Alberto Vargas Oyervides, que en las reuniones han surgido algunas alternativas, las que por lo pronto no reveló cuáles.

Este sí que es un real problema no solo para INFONAVIT y para las empresas promotoras de estos nuevos desarrollos, sino para los propios derechohabientes, ya que hay es comprensible que los terrenos de menos costos se localicen en la periferia en “medio de la nada”.

No es nueva esta situación, es un problema añejo de alguna manera y me recuerda algunas etapas de mi vida cuando me prepare para adquirir mi primer vivienda y las que me ofrecían en  general estaban relativamente alejadas, no como ahora, de los principales servicios que requiere no solo el hombre o mujer de la familia que labora, sino para los hijos en edad escolar, para la atención médica, es decir pretender una nueva casa cercana lo más cercana a los principales servicios, su costo será más alto que las ofrecidas en fraccionamientos ubicados en la periferia.

Desde hace años, INFONATIV ha cargado con ese peso y no ha logrado ofrecer nuevos y mejores costos por las viviendas, uno de los caminos más viables sería que las mismas fraccionadoras convinieran y llegaran a un acuerdo para que los completos habitacionales se desarrollen en un solo sector a fin de que las autoridades municipales y estatales se encargaran de en razón de la población allí concentrada, construyeran escuela, centro médico, intervinieran para que las líneas de transporte público urbano extendiera sus rutas y ser gestores para otros servicios.

Mientras cada constructora seleccione los terrenos donde más le conviene hacer sus complejos habitacionales, la misma dispersión provoca la ausencia de los servicios más indispensables y ello sería lo mejor y más convenientes para los adquirientes de las nuevas y alejadas viviendas.

Antiguamente, es decir, en las primeras decenas de años del inicio de operaciones de INFONAVIT, este se encargaba de los complejos habitacionales y ese esquema permitía entregar los nuevos asentamientos humanos con escuela, locales para centros de abastos y en general, con lo indispensable para resolver la movilidad de las familias que poblaban esas nuevas unidades habitacionales que si bien es cierto que se encontraban lejanas de las fuentes de trabajo, los servicios básicos estaban dentro del nuevo complejo de viviendas.

INFONAVIT dejó de ser constructor por tanta ratería que se hacía y delegó directamente a las constructoras y que el derechohabiente escogiera casa y financiamiento que más le conviniera, empero, ahora el Instituto debe y tiene que exponer las mejores opciones para detener el abandono de las viviendas.

No hay otra salida, a saber. (www.intersip.org)

 

 

 

 

About