Wednesday, 22/11/2017 | 14:45 UTC-6
InterSIP Noticias

Les “clavan” sus chiles

Les “clavan” sus chiles

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Les “clavan” sus chiles

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

No es albur, pero si una total verdad o la mera neta, pues a esos hombres del campo les están robando o como coloquialmente se expresan algunos ciudadanos o compañeros, les están “clavando” o llevándose el chile piquín que cultivan cada año y que es con lo que mantienen a sus familias, aunque el bajo precio que reciben por su producto y sudor de su frente, no es suficiente para darle mejor vida a su familia.

En efecto, los ladrones de sus cosechas de chile piquín no han cedido, ni aun con la vigilancia, por cierto muy reducida y limitada, de parte de elementos de seguridad pública de los respectivos municipios coahuilenses en donde se siembra y cosecha el chile piquín.

Entre los municipios donde se cultiva en grandes superficies este picante, pero sabroso, que los mexicanos no perdonamos como parte complementaria de nuestros alimentos diarios, están Castaños y Ramos Arizpe, aunque hay otros en esta misma entidad, pero estos dos mencionados son los que destacan por sus cosechas y como fuente de trabajo para cientos de familias que son ocupadas primero para la preparación de la tierra, luego para preparativos de la siembra, siguiendo fumigaciones junto con espantar a las parvadas de pajarracos que merman la producción y, finalmente levantar la cosecha.

Las autoridades locales de Castaños, aseveran que se está prestando atención a esta problemática denunciada desde años atrás, pero sin que los cuerpos de seguridad se pongan mucho interés o ganas por sino eliminarla, al menos reducirla lo más que se pueda.

El robo del chile piquín ha sido imposible erradicarlo, aun cuando se han instituido varias medidas como obligatorias mostrar un permiso del comisariado ejidal o juez ejidal, documento ineludible principalmente en la temporada de cosecha para saber la procedencia legal del producto.

Los elementos policiacos en sus rondines exigen a los grupos campesinos o no que andan por los alrededores de los terrenos de cultivos de chile piquín se identifiquen y se les exhorta a que sigan su camino y no se detengan dizque para observar porque se ha hecho costumbre que en la primera oportunidad se “clavan” o hurtan el chile piquín ya cosechado.

Empero, ni esas u otras medidas han logrado dar las garantías que a gritos claman los productores de chile piquín que vienen reclamando la “desaparición” de sus cosechas, pero no se ha logrado cumplir con el ofrecimiento de las autoridades municipales por insuficiencia de vigilantes ymás tratándose para el medio rural.

Las víctimas de estos rateros de chile, en repetidas ocasiones se han dirigido a la Secretaría Estatal de Desarrollo Rural para que por su conducto se gestione ante la superioridad de “Fuerza Coahuila” que en sus recorridos se incluyan los alrededores de los predios donde se cultiva el chile para combatir estos latrocinios que merman considerablemente las utilidades de los productores, sin considerar los daños que les causan los pajarracos que dejan picoteada regular parte de lo cosechado.

Los productores de chile piquín, al igual que los ganaderos, manzaneros, nogaleros y un sin número de cultivadores, enfrentan este problema que es un hecho no tiene visos de que se remedie por el bien de la actividad del campo coahuilense. (www.intersip.org)

About