Wednesday, 22/11/2017 | 14:43 UTC-6
InterSIP Noticias

Fuera los abusones

Fuera los abusones

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Fuera los abusones

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

Como buenos mexicanos, no podían faltar los abusos que cometemos y, más si se trata de oficinas o dependencias públicas en donde generalmente no hacen mella esas arbitrariedades siendo precisamente en esas áreas donde más se cometen las arbitrariedades o excesos de influencia o falsedades.

El Sub Secretario de Salud en Coahuila, Jaime Píneda Pineda, recién declaró a la prensa que el servicio médico hospitalario del Seguro Popular del Estado, está congestionado al grado de que la buena atención de como inicio, fue bajando sensiblemente.

La razón no es otra cosa que saturaron sus servicios coahuilenses que “dobletean” su membresía en el servicio médico hospitalario, sin faltar los que lo hacen en tres instituciones públicas de salud, aprovechando la buena fe o “pendejez” de los responsables de las áreas administrativas, aunque predominan las influencias y el “cochupo” que no es otra cosa que el soborno para obtener ese logró para decir que se está afiliado en el IMSS, I.S.S.S.T.E. y Seguro Popular.

Es una lástima que las autoridades estatales de Salud se hayan dado cuenta o enterado hasta después de mucho tiempo de lo que ha ocasionado la caída del buen servicio que en sus primeros años de inicio fue de primera, hasta que se les congestionaron sus clínicas y hospitales.

Somos muchos los coahuilenses que desde infinidad de meses atrás conocíamos total o parcialmente las causas de la caída en la atención de sus afiliados del Seguro Popular de Coahuila, pues parientes y conocidos alardeaban de que estaban registrado tanto en el Seguro Social como en el I.S.S.S.T.E. y ahora en el Seguro Popular.

Alardeaban y se jactaban de su “hazaña” aunque sabían que estaban haciendo mal y cuando se les preguntaba cómo le hicieron, con santo y seña pasaban la información, prevaleciendo en ese entonces el que fuese conocido o familiar de quienes atendían la afiliación en la institución quien los había incluido como derechohabientes.

No pasó mucho tiempo en que después no bastaba ser conocido de quien y quienes se encargaban del registro en el Seguro Popular, sino que se fijó una cuota económica por hacer el “grandísimo favor”.

Pues, bien más tarde que nunca, según reza antiguo proverbio y después de ser saqueados por ciertos muchos abusones, en días pasados se hizo el anuncio de que la Secretaria de Salud Estatal, por fin se puso las ”pilas” y tomó “el toro por los cuernos” para poner orden en esa irregularidad y por tanto poner punto final al “negocio” de unos cuantos de “adentro”.

De acuerdo con el anuncio de Pineda Pineda, se ha implementado para acabar con esos abusos, un sistema electrónico que negará el servicio a derechohabientes de otras instituciones y para ello ya se intercambiaron los padrones de las tres instituciones de salud pública.

Hay fuertes dudas de si realmente la Secretaría Estatal de Salud, sabia o no de las causas del congestionamiento de afiliados y de la caída en el servicio o hubo fuertes intereses para tolerar esta irregular situación.

Eso, solo lo sabrán ellos mismos o sea los responsable de esa dependencia y aunque suene extraño y como castigo o sanción,  “en su salud lo hallarán”, porque fue mucho el daño causado por exceso de confianza y abuso.(www.intersip.org)

 

About