Sunday, 17/12/2017 | 15:41 UTC-6
InterSIP Noticias

Se acabó el romance

Se acabó el romance

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Se acabó el romance

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

Los coahuilenses vivimos a través de los medios informativos, las cordiales y extraordinarias relaciones del Gobernador, Rubén Moreira Valdés y el clero coahuilense de manera muy directa y cercana a través del Obispo de Saltillo, Raúl Vera López.

No hay duda de que fue una dulce y agradable relación, como un par de novios con un “romance” que se dudaba llegaría a un fin tormentoso como está sucediendo en la etapa final de la administración estatal que está a menos de un paso de que le canten las golondrinas.

Los piropos públicos que en el pasado se lanzaron uno y otro, es decir Estado y Clero, quedaron para la historia, al menos por la recia confrontación en que están enfrentados los dos poderes.

Qué sucedió o qué no ocurrió. Eso solamente los protagonistas de un romance que de la dulzura pasó a la acidez o de otra manera más explícita, rompieron los lazos igual que dos enamorados que tras dulces sueños, todo se convirtió en una agría relación.

El distanciamiento y disputa de dimes y diretes en que se transformó la dulce relación que ambos vivieron ante los ojos de los coahuilenses, empezó cuando la Clínica de Derechos Humanos de la Universidad de Texas, divulgó un informe en el que a la administración estatal se le hacen acusaciones y fuertes señalamientos por vínculos con el crimen organizado.

Los descréditos y descalificaciones subieron de tono paulatinamente, lo mismo del clero como del gobierno estatal, sosteniendo cada quien “su verdad”.

El Obispo de Saltillo, Raúl Vera López, de hecho representante del clero en esta comunidad, según la información publicada, apoyo con datos sobre esta situación mediante el Centro Diocesano “Fray Juan de Larios” a la Clínica de Derechos Humanos de la Universidad de Texas, dando su versión en el semanario “Desde la Fe” dirigido por el Cardenal y Arzobispo Primado, Norberto Rivera Carrera, en su editorial titulado “Control Sobre Todo”.

En ese escrito, la Arquidiócesis acusa a funcionarios municipales y estatales de Coahuila, a recibir “cañonazos económicos del cártel con la finalidad de tener manga ancha para realizar sus actividades ilícitas en la Entidad”.

Ante dichas acusaciones, el gobierno estatal de Coahuila, desconoció lo publicado y lo calificó de supuesto estudio académico, subrayando que “es una infamia, además de parcialidad en sus investigaciones, es mentiroso en sus conclusiones, es seudo académico y no sigue rigor científico”

En respaldo a fray Raúl Vera López y a su  trabajo en derechos humanos, la Arquidiócesis da por hecho que en Coahuila “la violencia fue moneda corriente para demostrar el poder, vulnerando los derechos humanos del Estado, sin ninguna garantía para los ciudadanos”.

En respuesta además de los señalamientos hechos por el gobierno del Estado, éste respondió que el Centro Fray “Juan de Larios sea omiso y no consigne el trabajo del gobierno en tareas relacionadas con la desaparición forzada”, uno de los temas que más ha calado en la población.

Después de estos agrios episodios, lo “duro y macizo” no ha estado ausente entre ambas partes y conforme a estos hechos, desconociéndose si terminarán con los felices “apapachos” que en los últimos seis años se prodigaron el clero y el Estado. (www.intersip.org)

 

About