Sunday, 17/12/2017 | 15:48 UTC-6
InterSIP Noticias

Desoyen consejos

Desoyen consejos

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Desoyen consejos

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

A los 38 nuevos alcaldes coahuilenses y cercanos colaboradores que iniciarán el primero de enero del año entrante se les darán cursos, orientaciones y consejos sobre la responsabilidad que tendrán a su cargo una vez al frente del mando de su comunidad.

Las pláticas estarán a cargo de Sandra Rodríguez Wong, Magistrada Presidenta del Tribunal de Justicia Administrativa de Coahuila, que ha advertido de la importancia y necesidad de que los futuros servidores públicos conozcan y estén conscientes de sus responsabilidades y de las sanciones en caso de incumplimiento en los ordenamientos oficiales.

Estos consejos o cursos para los entrantes ediles y colaboradores cercanos no son cosa nueva ya en años anteriores se impartieron e inclusive se les concentraba en determinado hotel de Parras de la Fuente, Coahuila u otra localidad de la Entidad, siendo encerronas por tres días durante las 24 horas.

Empero, como en otras situaciones a los pasados o ex funcionarios las recomendaciones les entró por un oído y les salió por el otro, al menos eso quedó demostrado con hechos y realidades que los coahuilenses vivieron en el pasar de los años.

Al menos públicamente no se conoce en qué medida surtieron efecto las advertencias, pues los coahuilenses no dejan de ser testigos y siguen viviendo en carne propia en sus municipios de residencia, las corruptelas que cometen cuando no es el Alcalde que eligieron, son jefes de alguna de las dependencias municipales.

Se cuenta con los dedos de una mano y faltarían, sobre la desaparición de distinta manera de fondos públicos municipales y también estatales, quedando todo en la impunidad lo que da motivo para que el saqueo y robadera de impuestos siga a tambor batiente.

Las pruebas están en las administraciones municipios coahuilenses de lejanos años y recientes raterías que seguirán mientras las advertencias no pasen de simples y banas amenazas.

Si pretendemos y deseamos bajar el mal comportamiento de los funcionarios de los distintos niveles, soy partidario del uso de la “macana” en todo, es decir, en la aplicación de la ley en el escamoteo de los dineros del pueblo y los mandos superiores no concretarse a decir lo que no harán, sino actuar conforme a las normativas que las leyes de responsabilidad pública tiene ya establecidas.

Sobran los servidores públicos que hacen sarcasmo y burlas de los consejos que les dan sus superiores si llegan a tener una conducta o comportamiento deshonesto, porque antes que nada, son los jefes o superiores inmediatos quienes deben tienen que ser ejemplo de probidad y honestidad.

También no son pocos los subalternos que justifican su deshonestidad con expresiones de lo malo que hace su jefe, con frases de “si mi jefe se está papeando, porque yo no”.

Es indispensable que para actuar hay que poner el buen ejemplo, porque de lo contrario, tiempo y dinero empleado en decirle a los que entrarán el primero de enero 2018 que tengan buen comportamiento, servirán para nada. (www.intersip.org)

 

About