Monday, 10/12/2018 | 19:37 UTC-6
InterSIP Noticias

Porqué hasta ahora

Porqué hasta ahora

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Porqué hasta ahora

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

Por años y no hay municipio en Coahuila donde no se haya tenido y enfrentado con el o los vecinos ruidosos, esos a los que no les importa la buena vecindad y “disfrutan y gozan” hasta altas horas de la noche y primeras de la madrugada, tener a todo volumen su consola, toca disco o radio.

Sobran las circunstancias en que esta anomalía no es exclusivamente el fin de cada semana, sino prácticamente a diario.

Saltillo, no es la excepción ni tampoco Torreón, Piedras Negras, Monclova y resto de las comunidades de la Entidad, en las que ya se hizo costumbre o normal el tener que tolerar al o los vecinos bullicioso.

El comentario viene al caso, porque al menos en esta ciudad capital coahuilense hasta ahora se someterá a regulación o reglamentación la infracción de tener en una vivienda o vehículo motriz el volumen del radio a “todo lo que da”.

Declaración hecha en días pasados por Pedro Valdez Moncada, Director Municipal de Ecología en Saltillo, se presentará ante el Cabildo una iniciativa para que las Comisiones de Gobernación y Medio Ambiente, aprueben que sea directamente la Policía Municipal la que atienda las quejas por la música domiciliaria a todo volumen y fuera del horario permitido.

Tradicionalmente y no solo en la ciudad capital coahuilense, se han encargado de atender las quejas de los vecinos, los inspectores adscritos a las Direcciones de Ecología, las que no cuentan con los suficientes recursos como personal y unidades motrices para atender la cada vez mayor cantidad de quejosos por el sonido tan alto en que tiene sus aparatos su o sus vecinos ruidosos.

Solo un ejemplo viviente de la marginación en que se ha tenido a las Direcciones Municipales de Ecología, la de Saltillo cuenta solo con ocho inspectores y uno o dos vehículos para desplazarse al sector de donde proviene la queja.

Esas limitantes han sido rebasadas por la gran cantidad de quejas de las familias que no soportan tanto bullicio del vecino incómodo, ya que las anteriores y actuales administraciones no han considerado el desmesurado crecimiento poblacional registrado no solo en Saltillo, sino en la totalidad de las caceras municipales.

Los reclamos de la comunidad porque no se atendió la queja han sido ignorados por las Direcciones de Ecología, aunque si hemos de ser justos y sinceros, se debió a su limitante o escasez de no contar con elementos ni unidades motrices suficientes para ir hasta el domicilio ruidoso.

Se confía en que las modificaciones que se expondrán al Cabildo, no solo sean suficientes para responder a un reclamo comunitario, porque tampoco pueden ignorarse las limitantes no solo de patrullas sino también de policías que tienen esas corporaciones.

Hay necesidad de que los próximos Presidentes Municipales, revisen a fondo la disponibilidad en todos los renglones de cada una de las dependencias adscritas a su gobierno para tener una apreciación apegada a sus reales condiciones en todos los aspectos para que respondan justo a los reclamos de sus gobernados porque sería injusto exigir y no dar lo necesario para responder a la responsabilidad asignada. (www.intersip.org)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

About