Tuesday, 11/12/2018 | 6:43 UTC-6
InterSIP Noticias

Después de atole

Después de atole

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Después de atole

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

El abuso sexual a infantes por parte de sacerdotes de la iglesia católica, no es cosa nueva, tiene más de 30 a 40 años que de distintas maneras se ha denunciado además que además de públicamente, también se hizo directamente a las jerarquías de la grey católica, tanto a obispos, como arzobispos, cardenales e inclusive a los mismos Papas.

También menudearon las denuncias formales a las autoridades judiciales de aquellos años, haciendo éstas oídos sordos, al parecer porque había respeto en las relaciones de una parte y otra.

Es probable que en el pasado, las cosas oscuras de la iglesia no se ventilaban a público o “a cielo abierto” por las distancias entre el Estado y la iglesia, lo que con el tiempo se han ido perdiendo como es el que los mandamas de la Iglesia Católica se han convertido en duros críticos de los gobiernos centrales, estatales y locales, como una forma de responder a las autoridades sus fallas ante las comunidades.

Que se sepa, los medianos y supremos mandos de la iglesia católica, jamás intervinieron y por el contrario, facilitaron a esos pederastas huir y aparte se les asignó a iglesias lejanas de donde habían cometido sus atrocidades para no ser procesados ni detenidos por las autoridades judiciales.

Solo por mencionar un ejemplo, la grey católica de Coahuila ha sido una de las entidades en donde los sacerdotes pederastas han encontrado como sus principales cómplices y encubridores a sus mismos “jefes>” de la Diócesis.

México no es el único país donde se ha dado la pederastia por curas católicos, esto es en infinidad de países del mundo, lo que si es cierto que ha sido en los últimos diez a ocho años en que la podredumbre ha salido a flote.

Asimismo, no puede ocultarse que en distintas naciones han surgido mojas o “madres”  de colegios, conventos, seminarios y otros recintos católicos que con su complicidad han sido violados menores de edad.

Es tal la cantidad de denuncias recibidas por El Vaticano, que cuenta con un departamento especial que recibe las denuncias, ignorándose las razones por que tanta lentitud en la atención de esos crímenes sexuales infantiles.

Cuando el Papa Francisco inició la máxima jerarquía en la grey católica mundial, quedó sorprendido del gran cúmulo de denuncias e pederastia sacerdotal que ordenó de inmediato aumentar el personal para resolver todo el exagerado rezago.

No se conoce por ahora que tanto han bajado los enormes volúmenes que por años durmieron y esperaron ser revisados, lo que si se reconoce es que al menos de palabra, han sobrado los Arzobispos en el mundo que en su respectivo país, están tocando el vergonzoso tema hablándose y comprometiéndose de “cero tolerancia”, aunque hay que esperar que en verdad se actuará o no y no habrá consideraciones ni “tapadera” para nadie.

También debe aceptarse que la justicia para esas víctimas de sacerdotes pederastas, llegó tarde y como se dice “después de atole”, empero, existen ya acciones para poner en manos de las autoridades a quienes aprovechen y abusen de la inocencia de menores de edad víctimas de religiosos que ocultan sus crímenes bajo una sotana.(www.intersip.org)

About