Tuesday, 25/9/2018 | 7:33 UTC-5
InterSIP Noticias

Cómplices y pillos

Cómplices y pillos

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Cómplices y pillos

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

De mucha tecnología, modernidad y elementos jóvenes, han dotado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y su apéndice el Sistema de Administración Tributaria, sus aduanas a lo largo de la franja fronteriza con Estados Unidos.

Estos avances han servido para agilizar los trámites a importadores y exportadores pequeños, medianos y grandes, pero han sido incapaces sino eliminar las corruptelas y pillerías tradicionales que por años ha habido en esas oficinas, al menos reducirlas.

Empero ese cáncer sigue en crecimiento, sin dar visos de acabar con él, por más que lo digan “Lolita” y el SAT existiendo ejemplos y muestras obvias de que continúan las tranzas y oscuros negocios del personal aduanero.

Lo grave de la situación es que en este sucio negocio prevaleciente en los puentes fronterizos, se “amarró” toda una corrupción y pillerías en una complicidad entre los responsables de las aduanes y grupos delincuenciales.

En el contrabando de productos extranjeros, han pasado a un tercer o cuarto lugar lo que tradicionalmente harán grandes negocios como fue la pasada sin pago de impuestos de aparatos electrónicos, ropa nueva y nueva, etc., a cambio de extraordinarios “moches” o sobornos, que para el caso es igual.

La novedad en el curso de los últimos dos a tres años es el contrabando de vehículos de súper lujo, pasando a la historia la introducción de las unidades motrices de los ONAPPAFA y similares.

Dentro de esta modalidad, en distintos operativos realizados durante este año por concluí, las autoridades hacendarias han requisado 137 automóviles, la mayoría de ellos deportivos y modelos con características pocas ocasiones vistos rodando en las calles de México.

Entre las marcase de esas unidades pasadas de contrabando, predominan los Jaguar, BMW, GMC y Volvo, siendo de lotes de venta de vehículos usados de donde los fiscales de Hacienda retiraron dichos vehículos para resguardarlos por el tráfico y contrabando que cada vez están llenas las oficinas aduanales.

¿Cómo pasan y seguirán pasando tantos autos “chocolates” y “chuecos” violando las leyes aduaneras y de manera sobresaliente sin cubrir los impuestos de importación con el agravante de que hay ciertas marcas y de recientes años que bajo ninguna circunstancia pueden traerse a México?.

La respuesta es sencilla y simple, porque todo contrabando pasa por los puentes o aduanas terrestres, marítimas o aéreas y en ese caso, todos esos vehículos “chuecos” pasaron efectivamente rodando por los puentes, pero contando con la complicidad y corrupción que data de hace decenas de años de los ahora antiguo agentes aduanales ahora llamados fiscales aduaneros.

Esta es la mejor muestra de que hay irregularidades que tras años y años de existir, el gobierno federal no ha podido o querido desterrar y es el caso del contrabando de todo lo que se desee traer de tierras estadounidense, estando actualmente de moda los coches deportivos de alto costo y mal habidos para poder abaratarlos entre los mexicanos que gustan de esos sofisticados y lujosos autos.

Lolita y el SAT, duermen el sueño de los justos o inocentes, haciéndose “patos” y cómplices de los pillos que introducen  todo lo ilegal cada vez con mayor demanda gracias a las dádivas con que se soborna a estos desleales servidores públicos. (www.intersip.org)

About