Friday, 19/10/2018 | 8:54 UTC-5
InterSIP Noticias

Incapacidad de policías

Incapacidad de policías

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Incapacidad de policías

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

De 39 supuestas Academias o Institutos de formación policial, solo seis cumplen con los 12 rubros mínimos de infraestructura y equipamiento y los 6 se encuentran en los Estados de México, Chihuahua, Hidalgo, Baja California, Puebla y Sonora.

Los requisitos mínimos que deben cumplir los citados Institutos o Academias de Policías son aulas de cómputo, aulas para matrícula sala de Juicios Orales, dormitorios, cocina y comedor. Los cursos tienen una duración de seis meses.

El resto de las 33 Academias o Institutos que funcionan como tales, están incompletos y en consecuencia la capacitación y entrenamiento de los futuros policías de “academia” resultan un fiasco que se refleja a final de cuentas en el desempeño de su profesión una vez que son  contratados y comisionados a la vigilancia de la ciudad donde fueron contratados.

Los requisitos indispensables para la formación de policías y que no cumplen supuestos los Institutos o Academias, es el resultado de un reporte dado a conocer por “Modelo Óptimo de la Función Policial”, elaborado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública,

¿ Y, quien puede tener más autoridad que este Secretariado para avalar la capacitación idónea de los guardianes del orden? .

Sin que ello sea una excusa, ahora con mayor razón entendemos los pocos resultados de no solo en el combate a la delincuencia organizada, sino a delitos del fuero común como son robos domiciliarios y a negocios, estafas y otros más, ya que la pobre capacitación que reciben los “cuicos” de los Estados donde los Institutos y Academias son remedos de capacitación y entrenamiento policial, son remedos y fraudes a la comunidad a donde van a servir dizque sus servicios.

Es el caso y muestra más palpable el Estado de Coahuila en donde se ha fallado no solo en el combate a la delincuencia organizada, sino en el resto de ilícitos de afectación a sus habitantes, burlándose las autoridades estatales y municipales al “informar” a sus comunidades que han reducido sensiblemente la presencia de malhechores de todo tipo, cuando que los atracos no faltan diariamente.

El gobierno estatal que concluyó el último día de noviembre y los locales que llegaron a su fin el 31 de diciembre pasado, no tuvieron empacho en falsear y engañar a sus pobladores con declaraciones en el sentido de que se había reducido a un mínimo la presencia de grupos delincuenciales, atreviéndose en algunos casos a afirmar que ésta estaba erradicada lo que fue totalmente una mentira.

En balde los fuertes gastos hechos para que sus cuerpos policiacos fueran “capacitados” en los incompletos Institutos o Academias Policiales, cuando que en la realidad esos policías fueron entrenados a medias al no contarse con lo más elementales en esos centros para hacer mejores guardianes del orden..

Ahora “sale el peine” con tantos policías que resultaron  “balines” al no lograr la certificación oficial de confiabilidad por el cúmulo de extorsiones y su complicidad con bandas de ladrones y traficantes de drogas con quienes ligaban sus actividades y protección. (www.intersip.org)

 

About