Wednesday, 23/5/2018 | 7:04 UTC-5
InterSIP Noticias

Los malqueridos

Los malqueridos

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Los malqueridos

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

Son de harta ayuda y apoyo para la población en general, pero a la vez pocos municipios de la República cuentan con él, muy a pesar de su utilidad preferentemente ante la eventualidad y prevención que es su primordial uso.

Sera su costo o la ignorancia de entendimiento para lo que sirven.

Me refiero a los “Atlas de Riesgo” que indican y establecen las áreas de más alta vulnerabilidad y peligro y donde los fenómenos meteorológicos causan tremendos y funestos daños en los más de los 2 mil 500 municipios en que se compone el país, han sido desairados por los respectivos Ayuntamientos, pues desde el 2013 y hasta la fecha, solo no más de 100 de esos municipios cuentan, con ese importante documento.

Entre los municipios que han hecho caso omiso a disponer y contar con este importante mapa o Atlas, figura la mayor parte de los 38 de Coahuila, siendo meramente como Gobierno Estatal, el que si cuenta con ese documento que consecuentemente le aporta las herramientas de prevención de desastres naturales.

A raíz de los demoledores daños que a distintas Entidades causaron en el 2013 la tormenta “Ingrid” y el huracán “Manuel”, el gobierno federal dio la voz de alarma sobre las graves afectaciones materiales, pero sobre todo a las trágicas consecuencias que dejan los fenómenos naturales, recomendó a Entidades y municipios de México a contar con Atlas de Riesgo, ofreciendo créditos y facilidades gubernamentales, en su mayoría para cubrir los costos a fondo perdido.

Los datos respecto al poquísimo aprecio que los ayuntamientos han tenido para tener en su poder el Atlas de Riesgo, fueron hechos públicos por el Centro Nacional de Prevención de Desastres, (CENAPRED).

Las 100 comunidades municipales de México que si aprovecharon la oportunidad de CENAPRED para disponer de un instrumento confiable para evitar mayores daños a sus poblaciones por los desastres naturales, pertenecen en su mayoría a gobiernos estatales y algunas cabeceras  municipales de Coahuila, Guanajuato, Hidalgo, Baja California Sur, Puebla, Yucatán, Distrito Federal, Oaxaca, Nayarit, Michoacán, Estado de México, Guanajuato y Colima.

Lamentablemente fue poco o nulo el caso que los alcaldes del pasado tuvieron en la protección de sus comunidades previendo consecuencias de huracanes, tormentas tropicales, nevadas y otros desastres provocados por fenómenos meteorológicos, demostrando la falta de conocimiento de muchas de las autoridades locales y estatales para saber lo que significa contar con un “Atlas” que son malqueridos menospreciándose su vital ayuda para menguar los embates de la madre naturaleza.

Hay en proceso la elaboración de Atlas de Riesgo, ordenados por sus autoridades actuales que habrán de esperar su entrega por los trabajos y estudios que se realzan para localizar y especificar cada lugar en donde se corren riesgos por cualquiera de esos fenómenos, aunque perdieron la oportunidad ofrecida de apoyar con la inversión en programas a fondo perdido.

A algunos Ediles coahuilenses, el tener en su poder un Atlas de Riesgo, les pasó de noche la oportunidad y han venido enfrentando las consecuencias de su falta de visión e ignorancia demostrando su irresponsabilidad, por lo que habrán de lamentarse en cuanto se registren los estragos por fenómenos naturales, pues no les ha interesado prevenir estas fatalidades .(www.intersip.org)

About