Friday, 23/2/2018 | 22:02 UTC-6
InterSIP Noticias

Necesitan protección

Necesitan protección

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Necesitan protección

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

La responsabilidad como padres, refiriéndome al papa y la mamá, con hijos pequeños es doble y lo decimos en sentido figurativo, precisamente por tratarse de pequeños que todavía no avizoran los peligros y más si nosotros los adultos les permitimos divertirse en plena calles con el comentario de “por aquí casi nunca pasan vehículos” y por desgracia ese “nunca” llega y causa una dolorosa tristeza  a la familia por un lamentable percance.

En algunas escuelas primarias de la región, por un tiempo impartieron pláticas sobre la responsabilidad de los padres, aunque estas iban dirigidas más que nada a que los papas estuvieran pendientes que sus hijos hicieran las tares y estudiaran, aunque no faltaban planteles educativos donde sus consejos los extendían para tener mayor cuidado con los más pequeños de las familias al salir a la calle.

Además los DIF municipales encabezados por el Estatal también durante una época se sumó a estas orientadoras conferencias para reducir lo más posible los percances caseros por descuido a los pequeñines.

Otra recomendación como papás es no permitirles conducir vehículos de motores por muy sencillos e inocentes que sean.

En lo personal, lo más doloroso para mí, es saber de la tragedia de un niño. Los trágicos hechos ocurridos, siempre nos demuestran que el peligro se presenta en el momento menos esperado.

Por fortuna y gracias a Dios, en lo personal no he pasado por el doloroso trance de perder a un hijo y me refiero en esta ocasión en recuerdo por el lamentable caso registrado hace un año en Arteaga, Coah., cuando un pequeño de siete años de edad manejando una cuatrimoto de la que perdió el control estrellándose contra un poste, perdiendo la vida.

Las autoridades de Procuración de la Justicia, realizaron pesquisas en torno a la responsabilidad que pudieran tener los papás del pequeño Esteban y saber si ellos le permitieron a la pequeña víctima de este percance el uso del vehículo.

En principio y conforme a las primeras averiguaciones, se desprende que Esteban aprovechando un descuido de sus padres tomó la cuatrimoto y se fue a pasear con dos primos que le acompañaron en el fatídico paseo.

No es éste el primero ni será el último incidente en el que se vean involucrados menores tripulando motocicletas o cuatrimotos, pero es necesario se divulguen lo más que sea posible los riesgos y responsabilidad que tengamos los adultos en hechos similares y con mayor razón tratándose de víctimas de tan poca edad como sucedió con Esteban.

Será un dolor más que cargarán en sus espaldas para los padres de Esteban, aunque los adultos debemos saber y estar conscientes de la responsabilidad que significa el facilitar el uso de una unidad motriz, sea motocicleta, cuatrimoto o bien una unidad vehicular de cuatro llantas.

Estamos conscientes de que por desgracia estos trágicos hechos nunca se han considerado para llevar a cabo una intensa campaña de orientación de la responsabilidad que asumimos los adultos al facilitar a menores de edad vehículos de uso exclusivo por adultos. (www.intersip.org)

 

 

 

About