Saturday, 20/10/2018 | 13:35 UTC-5
InterSIP Noticias

Pocas pero buenas

Pocas pero buenas

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Pocas pero buenas

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

En un análisis que se hizo de las Academias de Policía de todo el país, la de Coahuila, por desgracia, fue una de las reprobadas por su pésima capacitación, además de que no cumplía con las normas establecidas oficialmente.

El informe sobre la evaluación de las Academias de Policía, recalcaba que no solo la de Saltillo era deficiente, sino que ninguna de las dos existentes en la Entidad, una en Saltillo y la segunda en Torreón, cumplen ni con la mitad de las áreas de enseñanza que marcaban las reglas oficiales y fueron calificadas de las peores.

Dicho estudios y conclusión a que se llegó, fue el resultado del Diagnóstico Nacional Sobre las Policías Preventivas de las Entidades Federativas, difundido a fines de diciembre del año pasado por la Secretaría Federal de Gobernación e indica claramente que las Academias de Policía de Coahuila carecen de áreas de computación, salas de Juicios Orales, servicio médico y pistas para pruebas físicas y vehiculares.

Por lo anterior, se ha recibido con agrado la noticia dada a conocer por el diputado local Juan Carlos Guerra, en el sentido de que la Comisión de Seguridad del Congreso del Estado, hará una propuesta a las autoridades estatales de aumentar el número de Academias de Policías que hay actualmente en la Entidad.

La petición legislativa incluye una reestructuración de las Academias de Policía para que cuenten con todas y cada una de las áreas de capacitación a fin de que sus integrantes alcancen la mejor preparación posible para su profesionalización en el desempeño como guardianes del orden público.

Otro de los planteamientos que presentará la mencionada Comisión es regionalizar la operación de las Academias considerando las distancias que hay de varios de los municipios pequeños y éstos puedan mandar a sus policías a la sede regional.

En general, la propuesta legislativa es positiva, aunque no necesariamente haya una Academia por cada Región considerando su costo para dotarla a cada una de lo mínimo que establecen las reglas oficiales y para ser más concreto, que sean pocas, pero buenas, es decir que efectivamente tengan lo necesario para profesionalizar nuestros policías.

Coahuila urge tener corporaciones policiacas con alta capacitación para combatir a los malhechores, sobretodo, considerando que los cárteles o bandas de delincuentes cada vez resultan estar más capacitados para hacer sus fechorías que nuestras policías para combatirlos.

Es preferible que las tres o cuatro Academias que se lleguen a crear, cumplan con las normas oficiales marcadas por la Secretaria Federal de Gobernación y sus egresados sean elementos bien preparados no solo teóricamente, sino en manejo de armas sofisticadas y cuyo entrenamiento sea lo suficiente para enfrentarse a grupos de delincuentes con armas superiores.

En cualquiera de las formas como las autoridades estatales den respuesta a lo planteado por la Comisión de Seguridad del Congreso Legislativo, es bueno conocer que nuestros diputados locales se involucren en problemas reales que viven los coahuilenses, al margen de su tarea de crear nuevas leyes y mejorar las existentes. (www.intersip.org)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

About