Saturday, 18/8/2018 | 2:22 UTC-5
InterSIP Noticias

Acostumbrados al divorcio

Acostumbrados al divorcio

Post by relatedRelated post

OPINIÓN

Por Guillermo Robles Ramírez

Acostumbrados al divorcio

GUILLERMO ROBLES RAMIREZ

Estoy de acuerdo que en todo matrimonio hay altas y bajas, esto quiere decir, momentos de felicidad, así como sus momentos de enojo, siendo estas últimas más comunes durante los primeros años de casados, tiempo en los que se dice son años de adaptación entre parejas.

Sin embargo, estas pequeñas diferencias eran considerado como algo normal, pero sobre todo discretos en donde los únicos protagonistas eran los familiares, y socialmente todo se aparentaba como un matrimonio feliz.

Algo que tampoco se puede negar que hoy en día, cada vez hay más jóvenes que a corta edad se meten en el matrimonio, pero muy independientemente de los motivos por los cuales hayan tomado esa decisión; también es cierto que la manera de solucionar sus diferencias ha cambiado a una modalidad más práctico y sin pena.

Parejas jóvenes que se consagraron al matrimonio ya sea por la vía legal o religiosa han visto la manera fácil de solucionar sus problemas a través del divorcio como única vía; cuando se trata de problemas sencillos, concibiéndolo como una parte integral dentro del casamiento como una enmienda que siempre está flotante cuando existen diferencias.

El tema de divorcio en Coahuila, ha facilitado mucho de los antiguos y cansados procesos en la que antes se buscaba una de las veinticuatro causales para poderlo hacer valedero. Y era ahí donde recurrían a las mentiras, evidentemente asesorados por abogados en tener que inventar infidelidades con quién se pudiera o tratar de adaptar una causal para poderlo llevar acabo el divorcio cuando alguna de las partes se negaba hacerlo.

Y la cosa se complicaba más a la existencia de hijos, separación de bienes, y pensión alimenticia; siendo ahí un proceso de divorcio que aparentemente los abogados hacían sonar como algo sencillo; siendo el comienzo   de un viacrucis.

Todo esto viene a colación, puesto que desde que en Coahuila se hiso una realidad el divorcio incausado o también conocido como el divorcio exprés, con una nueva modalidad para hacerlo de manera más sencilla y rápido en donde las dos partes o una sola simplemente desee separarse sin tener que exponer ante un Juez ninguna causal o tener que ventilar su vida privada. Lo mejor del caso ya no había necesidad de inventar falsedades al conyugue.

            Sus ventajas radican en tiempo en donde se podrá salir una sentencia aproximadamente de dos meses o dependiendo de la carga de trabajo de los juzgados. También implica invertir menos dinero para los abogados y la protección a los menores de edad, pero también establece que dependiendo de los años que haya durado el matrimonio aquella madre que dedicó su vida a su hogar e hijos, la ley le otorgará hasta el cincuenta por ciento del patrimonio conyugal más aparte la pensión alimenticia aplicando para ambos casos, es decir, tanto para el hombre o la mujer dependiendo del caso.

            Hay abogados que no consideran el divorcio exprés como un mecanismo sencillo y ágil pues al existir alguna diferencia por la parte demandada tendrán que iniciar otro juicio para la búsqueda de la conformidad, aunque existen otros que sí están convencidos de ser una excelente herramienta para poderse divorciar sin ningún problema.

Opiniones divididas pero lo que sí es una realidad lo mejor es encausar los problemas a una solución para evitar cualquier tipo de separación, ya que, por contraparte ante la practicidad en Coahuila, en cuanto al tema se refiere del divorcio también ha ido en su incremento que para los coahuilenses ya no es algo de sorprenderse que a los pocos meses o años se divorcian matrimonios que aparentaban pura felicidad o posaban solamente en el Facebook fotos de amor y armonía.   (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org