Saturday, 20/10/2018 | 12:40 UTC-5
InterSIP Noticias

Se vale imitar

Se vale imitar

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Se vale imitar

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

El tráfico de drogas en México, ha penetrado hasta en lo imposible por lo que hace al ocultamiento de los estupefacientes enterándonos los medios informativos de métodos y sistemas inconcebibles, incluyendo su mezcla en alimentos cotidianos.

Por suerte, la tecnología para detectar esas drogas, también ha avanzado y ha permitido a los cuerpos policiacos requisar toneladas de mariguana, cocaína, cristal y otros estupefacientes más sofisticados.

Hay que decirlo y reconocer, que las autoridades mexicanas encargadas de dar la “pelea” o guerra a los contrabandistas de drogas, no se han quedado atrás y el gobierno además de capacitarlos a la alta escuela, los ha dotado de instrumentos novedosos que han servido de mucho en el decomiso de cantidades enormes de estupefacientes.

Los canes rastreadores de drogas han sido un éxito y de éstos se ha dotado a las fuerzas militares que participan muy activamente para combatir la drogadicción, en especial su tráfico, también cuentan los cuerpos policiacos con valiosos perros rastreadores.

Empero, no han sido suficientes todos estos avances, ya que por desgracia los contrabandistas han encontrado un “filón de oro” en el cada vez incremento de drogadictos no solo en México y Estados Unidos, sino en el resto del Mundo, por lo que también los maleantes se “capacitan” para “proteger” su gran negocio.

Para la capacitación de los grupos de México asignados en combatir el trasiego de drogas, el gobierno norteamericano fue fundamental aprovechándose sus avanzados conocimientos y sobretodo el uso de instrumentos que coadyuvan hacer más efectivas las detecciones.

Si bien es cierto que nuestro país está dando la batalla, no puede decirse lo mismo en la introducción de droga en escuelas ya no de estudios secundarios, preparatorias y superiores, sino hasta en centros de estudios de primer nivel.

En este caso específico las y los maestros de escuelas primarias han colaborado ampliamente y por desgracia no así por parte de los padres de familia quienes han protestado y se oponen a que sus hijas o hijos tengan la obligación de abrir la mochila que portan para revisar sino llevan armas o drogas.

El principal argumento expuesto por los papas opositores a esa medida, es la violación a los derechos humanos de sus hijas e hijos, diciendo que ellos no son delincuentes y aseveran estar libres de las drogadicciones.

La verdad es que el consumo de estupefacientes en esta época no está respetando edades demostrándolo el hecho de que se ha detectado a vendedores de dogass merodeando en las cercanías de ciertas escuelas primarias.

¿Y, porque no exigir a los escolapios mochilas transparentes y de esa manera los padres opositores a la revisión no tendrán argumentos de que se violan los derechos humanos y que es indignante para sus hijas e hijos les abran la mochilas para ver su contenido.

La idea no es propia de este columnista, la modalidad de las mochilas con forros transparentes ha surgido en un colegio de Parkland, Florida, a raíz de la muerte de 17 alumnos el pasado febrero, causados por un alumno que llevaba oculta en su mochila un arma de alto calibre. (www.intersip.org)

 

 

 

 

About