Saturday, 18/8/2018 | 2:21 UTC-5
InterSIP Noticias

Sube deserción escolar

Sube deserción escolar

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Sube deserción escolar

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

¿ Qué futuro espera a los niños de ahora que en muchos casos estudian o trabajan esto último para apoyar con el gasto diario de sus casas?, pues en México lamentablemente son cada vez más los niños y jóvenes que además de estudiar tienen necesidad o son obligados a trabajar dentro o fuera de sus casas.

El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, INEE, señala que dos millones 450 mil niños que estudian algún grado de educación primaria y jóvenes de secundaria trabajan fuera de su hogar y de esos, únicamente 818 mil 511 reciben un salario, representando esto que solo al 33.4 por ciento se le paga por sus servicios prestados.

La situación es seria si se agrega que esto está incidiendo en los bajos logros académicos y, en particular, en la deserción escolar de nuestros niños y jóvenes del país, siendo los Estados de Campeche y Tabasco en los que se registra esta problemática.

El estudio hace hincapié a que en las entidades que conforman la península de Yucatán, existen los porcentajes más altos de estudiantes-trabajadores a quienes se les pagan con cosas de uso para ellos o bien para su familia en general.

En contrapartida es Campeche es donde se presenta el más alto porcentaje de estudiantes que aseguraron no percibir remuneración alguna por la prestación de sus servicios, siendo este un 18.8 por ciento.

El Estado con el menor porcentaje de estudiantes de secundaria que trabajan fuera de casa es Nuevo León con el 10 por ciento, mientras que Zacatecas registra el mayor porcentaje de estudiantes que reciben un pago por trabajar, siendo éste el 22.1 por ciento.

Se hace mención también en este informe del INEE, que en el caso de estudiantes de secundaria, el 15.3 por ciento en promedio, trabaja fuera de su hogar.

Las entidades con los porcentajes más altos de estudiantes que trabajan, son Zacatecas con un 15 por ciento; Jalisco, 12.9; Puebla 12.4 y Colima, 12, al menos es lo que indica el mencionado estudio.

Esta problemática, que no deja de serlo por más que se le pretenda buscar otra salida o explicación, obedece en su mayor parte a las condiciones económicas de los hogares mexicanos de manera muy particular en los Estados sureños en donde la expansión y desarrollo económico es más lento que en las entidades norteñas, siendo el caso de Coahuila, donde lo que sobra es empleo.

Pese a las favorables circunstancias que vive Coahuila, aquí igual que en otras regiones de la República, las autoridades educativas enfrentan y buscan soluciones a través de diferentes programas para aminorar la deserción escolar que preocupa por que cada vez son más los niños y jóvenes estudiantes que dejan la escuela para trabajar y apoyar a sus padres en el sustento de la familia.

Programas como becas educativas y otros estímulos, por ahora no han sido suficientes para detener en Coahuila la espiral de la deserción escolar, siendo este un problema que por desgracia se generaliza en el país. (www.intersip.org)

 

 

 

 

 

 

About