Sunday, 27/5/2018 | 1:20 UTC-5
InterSIP Noticias

Le quedó grande el traje

Le quedó grande el traje

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Le quedó grande el traje

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

En su segunda ocasión como Presidente Municipal de Torreón, Coah., al panista Jorge Zermeño Infante, a cinco meses de haber regresado a la Alcaldía, es un hecho que el traje le quedó grande y no ha podido responder a una comunidad más exigente y crítica.

Zermeño Infante, está acumulando muchos errores y “metidas de pata” que en nada le favorecerán en su campaña para ocupar por tres años más la Presidencia Municipal.

Las inconformidades  y desencanto ha sobrado y sus más cercanos colaboradores con sus erráticas decisiones y poco interés que le ponen a sus obligaciones, provocan que resalten las fallas del edil panista.

La primera ocasión en que se sentó en la silla de la alcaldía torreonense, fue en el período comprendido en 1996—1999, es decir hace poco más de veinte años con una Perla de La Laguna, con una población estimada en aproximadamente 400 mil habitantes, contra los casi 850 mil de la actualidad, población más reclamante por cuanto hace a sus necesidades y problemas comunitarios.

A Jorge, en opinión de politólogos, no le favoreció en nada su paso por la embajada mexicana en España, es decir, una posición más cómoda, con problemáticas muy diferente a la que ahora le presentan los torreonenses, etc.

Algunos de sus colaboradores de la primera ocasión y que volvieron a ocupar algunos cargos, señalan que el actual Jorge Zermeño Infante, no permite sugerencias ni que contradigan sus órdenes, lo que está motivando un desaliento en la población que no recibe respuesta positiva a sus reclamos comunitarios.

 A falta de imagen propia, Jorge Zermeño Infante, no encuentra su rumbo y se aleja cada vez más de su comunidad.

Tratando resaltar su imagen y sobretodo los colores de Acción Nacional, ordenó Zermeño se pintaran las plazas de blanco y azul que son los colores emblemáticos de su partido, tardando más en “azulear” la Plaza Mayor que en venirse una avalancha de protestas, pero más que eso, violando las leyes ya que está estipulado en el Reglamento Municipal, de acuerdo con su artículo 48 inciso D del Reglamento para la Administración del Uso, Funcionamiento y Mantenimiento del Conjunto Municipal Plaza Mayor de Torreón.

En los pocos meses que lleva de Edil por un año, Jorge Zermeño ha recibido una serie de críticas por distintas razones, una de ellas es el hecho de que se está permitiendo la venta de bebidas alcohólicas en los campos deportivos para beisbol que hay en distintos sectores de la ciudad.

Se ha denunciado públicamente que hay negocios a los que se les permite la venta de alcohol a deshoras, igualmente el disimulo para vender cerveza a menores de edad, se han multiplicado los vecinos ruidosos al no actuarse a tiempo, vuelven las altas velocidades en los bulevares y calzadas y en otras muchas arterias de la ciudad, faltando vigilancia y actuación por parte de la Policía y Tránsito.

Todo este desorden o falta de autoridad, se atribuye al hecho de que Jorge Zermeño Infante, considera y está empecinado a que en este período electoral hay que ser “complaciente” con los ciudadanos para que voten a su favor.

Válgame Dios, pero cada quien tiene su propio criterio de solapar las anomalías e irregularidades. (www.intersip.org)

 

About