Thursday, 21/6/2018 | 13:52 UTC-5
InterSIP Noticias

Ironía al medio ambiente

Ironía al medio ambiente

Post by relatedRelated post

OPINIÓN

Por Guillermo Robles Ramírez

Ironía al medio ambiente

GUILLERMO ROBLES RAMIREZ 

En diferentes lugares de la Tierra, en donde antes hacía frío o al menos se consideraba como una localidad en donde predominaba el clima fresco, con el tiempo se ha acabado, lo mismo para lugares en donde normalmente en época de lluvias éstas se han atrasado y en aquellos en donde habitualmente nunca falta la lluvia ésta se ha extendido durante varios días.

Como si se tratara de una película de ficción en donde la lluvia de granizo es algo inverosímil porque antes nunca había pasado, y en aquellas zonas geográficas en las que sí su tamaño grande representa un peligro para la integridad de cualquier ser vivo.

Días recientes despierta como si fuera en la mitología griega el dios Cronos, creador de la Tierra y el caos, así como para otras culturas en la Yoruba, la deidad Aggayú quien habita dentro de los volcanes sobre el Planeta Azul, en dos puntos geográficos.

Una semana antes el volcán Kilauea de Hawwi, y luego el fuego del volcán de Guatemala ambos en el anillo del Pacífico han causado pánico entre sus pobladores de cada localidad, estando al pendiente todas las autoridades, así como organizaciones mundiales.

Mientras que los escépticos o la ciencia pueden verlos como sucesos aislados, así como las explicaciones científicas, algo que no se puede negar es que ambas situaciones son reacciones que nuestro planeta está haciendo principalmente por causa de la especie que domina La Tierra, con el paso de su modernidad, y consecuencia de su crecimiento demográfico, así como la civilización en donde requiere espacio para vivir invadiendo por ende nuestro hábitat natural.

Pero no siendo suficiente con ello la industrialización y la experimentación de su armamento nuclear causa cada vez mayor daño a la Tierra.

Hablar del Día Mundial del Medio Ambiente, celebrado ayer 5 de junio es algo que solamente sucede en nuestro calendario, es decir, una fecha simbólica a la que solamente con discursos o actos públicos que sobrepasan a lo ridículo porque el plantar un arbolito de apenas un metro y echarle tierra y agua para posteriormente dejarlo en el olvido no es suficiente para poder ayudar a cuidar el medio ambiente y a la Tierra.

Tanto las autoridades se han quedado pequeños en sus campañas del medio ambiente porque por otro lado hacen lo contrario al continuar autorizando el crecimiento de la urbanización en lugares en donde se cometen ecocidio porque puede más los intereses que el cuidado del medio ambiente, en la que irónicamente se echan la culpa entre las autoridades locales, estatales, y federales así les convenga en las que cada una defiende su jurisdicción o se deslindan de ella según el caso.

El calentamiento global, la fusión de los icebergs, los mares y el aumento de las zonas bajas inundadas, inundaciones repentinas en ciudades donde nunca caía una gota de agua, huracanes, sequías, maremotos, olas de calor y otros desastres naturales son cada vez más comunes. La Madre Naturaleza nos está reclamando con cada uno de los impactos climatológicos.

Y eso es algo que por más miopes quieran ser nuestras autoridades, así como los exceptos, solamente existe una cruda verdad de la cual no podemos escapar que son los ahora llamados “fenómenos naturales”, pero alguna vez se han preguntado cómo fueron creados.

Estoy seguro que la respuesta usted ya lo sabe y quiera creer o no sobre de ello las únicas víctimas de nuestro propio error es el ser humano, es decir, nuestra especie está acabado con lo poco que nos queda como medio ambiente y causando un desequilibrio a nivel mundial. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org