Wednesday, 26/9/2018 | 14:36 UTC-5
InterSIP Noticias

La caja negra del gasto social

La caja negra del gasto social

Post by relatedRelated post

            OPINIÓN

            Por Guillermo Robles Ramírez

            La caja negra del gasto social

GUILLERMO ROBLES RAMIREZ

Una de las instituciones más conocidos sin fines de lucro, conformado por sociedad civil dedicado a la investigación con evidencia sobre el bueno o mal desempeño en el sector publico por parte de las instituciones de gobierno, así como privadas a favor del desarrollo social, así como su impacto positivo y conforme a los derechos humanos.

            La Gestión Social y Cooperación AC conocida como GESOC, en innumerables veces han indicado y publicado en diferentes medios de comunicación algunos de sus resultados.

            Todavía el año pasado dieron su último dictamen de acuerdo a sus estudios en donde queda demostrado que más de la mitad de los programas federales subsidiadas de los cuales han sido aceptados sus presupuestos anualmente por parte del gobierno federal, continúan siendo obsoletos y sin un impacto social, es decir, están reprobadas en desempeño.

            Esto quiere decir, en otras palabras, que no sirven para lo que fueron creados y no solo eso, sino que cada año su puntaje de inservibilidad va en aumento.

Superior más de la mitad de las 38 entidades federativas que tiene el país están reprobados, es decir, solo 29 estados de México no han aprobado su funcionalidad, así como no ha cumplido con las metas de las metas sobre dichos programas.

Una total falta de rentabilidad social, carencia en cumplimiento y sobre todo resultados nulos en beneficio de la ciudadanía. Existe la prevalencia de todos sus programas sobre los elementos mínimos de institucionalidad como falta de transparencia en su presupuesto.

Carecen de los niveles básicos de capacidades institucionales para poder generar una política social robusta, así como la falta de claridad en reglas de operación, problemas en identificar a la población potencialmente beneficiada, no existe transparencia o registro de padrón de beneficiarios y no haber sido evaluados por alguna instancia externa.

Las fallas en dichos programas de forma general es que carecen de elementos mínimos de mostrar el presupuesto asignado, así como su flujo de movimiento o egreso.

Es deplorable que las 29 entidades reprobadas por la GESOC, cuenten con el 90 por ciento de los mexicanos en condiciones de pobreza extrema en todo el país.

La opacidad es lo único que se logra ver en cada uno de los programas federales en donde solamente muestran un rezago y un hueco sin fondo en la que la falta de transparencia, son llenados con puros anuncios “dizque” estratégicos con mucha mercadotecnia en donde se contratan actores para simular beneficios de desarrollo social.

Esto hace pensar que cada administración federal, sin importar el color del partido que ha estado en turno aprovechan todos estos huecos, a los que la gente los conoce coloquialmente como la “caja chica” o bien la “caja negra del gasto social” que sirven para cada vez que hay campañas electorales y cuando no, son un ingreso para los altos funcionarios que solamente llenan sus bolsillos para hacer sus grandes negocios, y otros para juntar el retiro de jubilación que bien alcanza hasta una y dos generaciones. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria “Antonio Estrada Salazar” 2018) www.intersip.org