Thursday, 13/12/2018 | 13:26 UTC-6
InterSIP Noticias

Instituciones y empresas privadas se unen a las acciones para restaurar edificios históricos

Instituciones y empresas privadas se unen a las acciones para restaurar edificios históricos

Por Alberto Casas

11 julio 2018;  Torreón, Coahuila.-Con el apoyo de empresas privadas, propietarios y bajo la aprobación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), el municipio de Torreón actúa para el rescate y restauración de edificios catalogados como patrimonio histórico.

En seis meses de administración, se ha terminado la restauración completa en cuatro inmuebles catalogados por el INAH: el edificio del Archivo Municipal, la Fuente del Pensador, un edificio ubicado en calle Blanco y Matamoros y otro más sobre la avenida Matamoros, frente al teatro Nazas.

Actualmente se realizan acciones en las columnas y fuentes de la Alameda Zaragoza y continúa el proceso en las fachadas registradas en el catálogo de sitios históricos, así como acciones de poda de árboles y limpieza de áreas pertenecientes a este cuadro.

El municipio busca el arribo y posterior aplicación de recursos federales, por medio de la dirección de Turismo o el Instituto Municipal de Cultura y Educación (IMCE), ya que los edificios que se pretendan restaurar, deben pasar un proceso de evaluación para ser seleccionados y establecer si pertenecen al INAH o INBA.

“Si fueron edificios construidos antes del año 1900, pertenecen al INAH y en años posteriores se catalogan del INBA”.

El personal que se encarga de la restauración de los edificios debe ser arquitecto, ingeniero, artista; tener alguna maestría o cualquier especialidad que avale su capacitación en restauración; el INAH e INBA cuentan con un catálogo de profesionales que han realizado estas tareas, buscando que el elegido sea cercano a la región.

Cabe resaltar que el municipio no puede intervenir ni tomar acciones en ningún bien, ya que se requiere de la autorización del propietario y de manera posterior, comunicarle al INAH e INBA, para que realice las evaluaciones del inmueble y elabore la licencia con las condiciones y recomendaciones necesarias para su restauración, en caso de que se apruebe.

“Los trabajos pueden ser de limpieza de columnas de cantera, de piedra, pintar o retirar la pintura”.

Continuamente se emprenden acciones, dialogando con los dueños de edificios y gestionando apoyos para los trabajos; la finalidad es rescatar los bienes que en años no han recibido mantenimiento y buscar catalogar los que cumplen las normas.

 “Es importante que los propietarios se sumen a las iniciativas de conservación emprendidas por esta administración, las cuales buscan preservar el patrimonio histórico de la ciudad”.

Cabe destacar que actualmente, se encuentran por reconocer más de 40 edificios.

 

About