Thursday, 13/12/2018 | 13:06 UTC-6
InterSIP Noticias

Son jefes “pasalones”

Son jefes “pasalones”

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Son jefes “pasalones”

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

Conforme a información generalizada, el transporte público urbano de pasajeros de cualquier comunidad de México, es el mayor infractor y violador del reglamento de tránsito, sin embargo, en un caso para Ripley  se ha convertido Saltillo, Coahuila, al ser el que de toda clase de unidades motrices públicas y particulares, sus choferes son los que más “respetan” y “cumplen” con las reglas oficiales de vialidad al ser los menos infraccionados.

¿ Usted lo cree?. Yo no, pues no solo es ridícula esa afirmación, sino vergonzosa y toda una farsa,  burla y gran mentira para los saltillenses que a diario se dan cuenta y son testigos y en otros muchos casos, víctimas del “salvajismo” como conduce la mayor parte de los conductores de transporte público urbano, sean autobuseros o taxistas.

Según las autoridades saltillenses de Tránsito y Vialidad, en el 2014 los choferes del servicio público, fueron los  menos infraccionados con solo 18 mil, es decir, fueron los más “cumplidores” en cuestiones de vialidad.

De las 18 mil multas, once mil corresponden al ascenso y descenso de los pasajeros en áreas no permitidas; 5 mil  por traer placas de servicio público correspondientes a municipios diferentes al de Saltillo que es para la ciudad que se dio la concesión; y, finalmente dos infracciones fueron por pararse en lugares no permitidos.

¿Y dónde quedaron los excesos de velocidad, las paradas en doble fila, el no levantar pasaje porque van atrasados de acuerdo al horario de su recorrido, la invasión de cajones exclusivos, no respetar el semáforo en rojo, en “jugar” o competir en velocidad con compañeros choferes, no levantar pasajeros discapacitados y otra infinidad de violaciones que a diario cometen estos choferes de servicio público?.

¿ Por qué los choferes de servicio público urbano de pasajeros, son los menos infraccionados ?: Al menos por conocedores en la materia, existen dos razones fundamentales que son, primero porque resalta la probabilidad de que hay valores entendidos entre ciertos jefes del área de Tránsito y ese “buen entendimiento o valores”, son precisamente por el significado de esta última palabra, que hay cuotas de dinero de por medio para fingir “talento” o sea no infraccionar al transporte público urbano y el segundo motivo, demuestra la pasividad, indolencia y falta de amor a la camiseta por los agentes de tránsito, que para el caso, sale sobrando que exista una autoridad que este demostrando trabajar parcial o por conveniencia económica.

La cifra de 18 mil multas a choferes del servicio público y que conforme a la totalidad de las multas levantadas en el 2014, no es ridícula, sino una burla, una verdadera vergüenza para los jefes superiores de Tránsito y Vialidad, que no corresponden a la confianza que les brindaron en el cargo que se les confirió, sino están defraudando y abusando de quien les dio el trabajo.

Dónde quedo el compromiso, ya no con la comunidad saltillense de proceder y hacer respetar las normas de vialidad y tránsito, sino su propio ego al calificarlos la comunidad no solo como pasalones, sino figuras decorativas que solo aplican las reglas a su conveniencia e intereses.

Insistimos, en toda población del país, los más violadores en conducir, son los choferes de taxis o autobuses urbanos, pues indiscutiblemente por su propio trabajo son los que más horas manejan, comparativamente a los particulares.(www.intersip.org)

 

 

About