Thursday, 13/12/2018 | 13:05 UTC-6
InterSIP Noticias

Se acabó la miel

Se acabó la miel

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Se acabó la miel

Por Carlos Robles Nava

carlos robles nava

Es alarmante la cantidad de latrocinios que cometen sus autores utilizando motocicletas o motonetas por la facilidad y agilidad de esos vehículos para huir después de cometer el o los  robos.

Ante tales circunstancias, la Policía Municipal de Saltillo, Coah., echó andar una campaña para exigir a los poseedores de esos vehículos la constancia de propiedad de la moto, pues se ha demostrado que la mayoría han sido robadas aquí mismo en la Entidad o en otras vecinas de la nuestra.

La campaña además servirá para hacer la requisa o detención de aquellas motonetas o motocicletas que no porten placas de circulación, que su conductor no traiga puesto el  casco protector, licencia, falta de luces, con exceso de velocidad, que no respete los sellamientos de vialidad,  etc.

Aunque la detención de esos vehículos será concretamente para que su conductor compruebe la legal propiedad de la unidad motriz, se aprovechará para aplicar el reglamento por las faltas antes mencionadas.

En caso de que momentáneamente no se compruebe la legalidad de posesión del vehículo las autoridades policiacas lo recogerán y quedará resguardado en sus instalaciones hasta en tanto se demuestre la propiedad.

Esta tarea que se ha echado a cuestas la policía municipal y que por diversas razones no se llevaba a cabo y acaso muy ocasionalmente, ha sido recibida por la mayoría de la ciudadanía como positiva y necesaria ante la gran cantidad de motos que circulan por las calles de esta ciudad capital.

En los últimos meses, se ha registrado elevado número de percances por choques al no respetarse los semáforos, así como demás señales precautorias, así como caídas accidentales de los tripulantes y lamentablemente en el primero de los casos han resultado funestos.

Sobrarán quienes poseedores de una moto o motocicleta no fue bien habida o sea no cuenta con los documentos legítimos de propiedad, se abstendrán por un tiempo de no traer en circulación el vehículo, por lo que es necesario que las autoridades policiacas mantengan permanentemente esta vigilancia.

El crecimiento de Saltillo, en los últimos 25 a 30 años, ha sido desmesurado, pero por desgracia desordenadamente, por lo que es tiempo de que nuestras autoridades locales metan manos en el asunto para tener una comunidad tranquila, segura y ordenada-

Ojalá se logre mantener el objetivo de convertir a la ciudad capital coahuilenses en la mejor comunidad para vivir, como lo pregonan insistentemente nuestros mandos superiores. (www.intersip.org)

 

About