Thursday, 15/11/2018 | 8:15 UTC-6
InterSIP Noticias

Pasaron de moda

Pasaron de moda

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Pasaron de moda

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

Hace ya varias decenas de años, un niño obeso, se decía que era un pequeño sano y lleno de salud, sin faltar quienes a su madre o papá le decían “qué bello es su criatura y se ve que está bien sano”, no saltaron en aquellos ayeres que cuando elogiaban al menor decían “parece un querubín”.

Sin embargo, era lo más falso que se podía decir de esos pequeños, pues su obesidad o gordura no era otra cosa que se trataba de un menor predestinado a ser propenso a enfermedades, entre ellas, la diabetes.

Tres de cada diez niños obesos, desarrolla diabetes, padecimiento que el año pasado acabó con la vida de 105 mil mexicanos.

La Secretaría Federal de Salud, ha exhortado a los padres de familia a vigilar y cuidar los hábitos y alimentación de sus pequeños hijos ya que eso pasó de moda y ahora la observación médica es que “el niño gordito no siempre es el más sano”.

Esa obesidad infantil enciende las primeras luces rojas para problemas de salud que tiene que ver con factores genéticos, psicológicos y ambientales, lo que ha causado que en los tiempos actuales haya casos de diabetes mellitus en menores de edad.

Entre las principales causantes de la obesidad infantil, figuran entre otras, consumo de bebidas azucaradas, alimentos fritos o con gran contenido de carbohidratos, por otro lado, si el niño nació con bajo peso y su mama tuvo diabetes gestacional y empezaron a darle alimentos sólidos antes de los seis meses o no lo alimentaron al seno familiar, sus posibilidades de desarrollar diabetes mellitus, son mayores.

Entre las recomendaciones hechas por las autoridades federales de Salud, está que a los menores de edad con obesidad se les hagan estudios que permitan la detección temprana de la diabetes ya que un control adecuado retrasa la presencia de complicaciones crónicas como la insuficiencia renal.

Señalan y exhortan que la prueba principal para detectar la diabetes infantil, es la medición de los niveles de glucosa en sangre de forma aleatoria, a diferentes horas y en varias cantidades y si registra niveles de azúcar superiores a los 120 puntos, es muy probable que el niño tenga diabetes.

Uno de los llamados hecho por la Secretaría Federal de Salud, es inculcar a los padres de familia buenos hábitos en los menores de edad y participar en el tratamiento integral de esos pequeños.

Es vital atender la asesoría y recomendaciones oportunas que en estos tiempos actuales dan las autoridades estatales y federales de Salud, para protegernos de enfermedades y evitar riesgos de males inimaginables que hay que decirlo y reconocerlo en el pasado los mexicanos no contábamos con estos servicios fundamentales.

Por esa razón, no hay nada mejor que prevenir para no remediar en circunstancias adversas que en la salud nos pone a prueba el destino. (www.intersip.org)

 

About