Monday, 10/12/2018 | 19:37 UTC-6
InterSIP Noticias

Va como espuma

Va como espuma

Post by relatedRelated post

Mi Columna

Va como espuma

Por Carlos Robles Nava

crn-1024x1024

Enfrentamos en Coahuila un problema más que grave y en el que han fallado no solo las autoridades en general, sino nosotros, los propios ciudadanos y me refiero al narcomenudeo que en los primeros ocho meses de este año se ha disparado hasta un cien por ciento comparativamente a los índices oficiales registrados en los doce meses de todo el año 2017.

A nivel nacional Coahuila ocupa el cuarto lugar después de Guanajuato, Chihuahua y Baja California, siendo lo peor que la venta de drogas al menudeo se ha extendido a las afueras de centros educativos, entre ellos alrededor de los planteles de la Universidad Autónoma de Coahuila y en paseos públicos como la Alameda Zaragoza, en Saltillo.

Además de representar serio problema, es lastimoso que las víctimas, por llamarlas de alguna manera, de este desmesurado incremento en su adicción, sea la población más joven, además de que se han detectado bastantes casos de casi niños de entre los 10 y 12 años de edad.

Es tan grave la situación que de enero a agosto de este año, las investigaciones involucradas en  narcomenudeo suman ya 4 mil 244 registrándose tan solo durante el mes de agosto pasado, 768 casos.

Como ejemplo para visualizar la alarmante alza y la magnitud del narcomenudeo en Coahuila, durante los 24 meses correspondientes a los años 2016 y 2017, el incremento solo de enero a agosto del 2018 ha sido de un 97.97 por ciento y si nos remontamos al 2015, el alza es de un 174 por ciento.

Estos  datos los dio a saber oficialmente en días pasados, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El combate a la venta al menudeo de drogas, particularmente mariguana y el compuesto que le llaman “cristal, así como su consumo por adolescentes, las autoridades lo iniciaron demasiado tarde lo que dio espacio para un crecimiento cada vez mayor, mientras que por otra parte, los padres de familia también muy tarde, comenzaron abrir los ojos sobre sus “sospechas” de que sus hijos jóvenes empezaron a convertirse en adictos permanentes de las drogas.

El narcomenudeo, al menos en Coahuila, no es una situación nueva, insistimos, se dejó crecer desafortunadamente y porque originalmente sus vendedores de las drogas hacían arreglo con algunos elementos policiacos.

Y por cuanto hace a la responsabilidad que conllevamos los padres, muchos de ellos no están pendientes de las amistades de sus jóvenes vástagos y también no damos importancia o no queremos reportar los movimientos o actividades sospechosas que ocurren por las noches, preferentemente en el sector donde vivimos.

Esos movimientos nocturnos no son otra cosa que el trasiego de los grupos de traficantes en drogas y en infinidad de casos están ya ocurriendo a plena mañana o tardes, sin “preocuparnos” a los adultos, pero sobretodo, a nuestra apatía de no “querer meternos” en situaciones que nos compliquen la vida al reportar para su investigación a las autoridades y mientras el narcomenudeo sube más rápido que una espuma. (www.intersip.org)

 

About