Friday, 18/1/2019 | 15:49 UTC-6
InterSIP Noticias

¿ Buena fe, de quién?

¿ Buena fe, de quién?

Post by relatedRelated post

MI COLUMNA

¿ Buena fe, de quién?

Por Carlos Robles Nava

carlos robles nava

Los senadores del partido MORENA, encabezados por el zacatecano y coordinador de ese grupo parlamentario, Ricardo Monreal Ávila, han expuesto la idea de presentar una iniciativa a fin de establecer una modalidad en México para que el pago de los impuestos esté basado en el principio de la “buena fe” de los contribuyentes.

En caso de aprobarse la iniciativa propuesta por los senadores de Morena, se llamaría “Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana”, recalcando Monreal Ávila, que dicha legislación sería congruente con lo planteado en otros proyectos por parte del gobierno, del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

El objetivo de la ley a proponerse, sería instaurar un nuevo esquema impositivo basado en el principio de “buena fe” del nuevo gobierno, subrayó Monreal Ávila, además de que con ello se buscaría fundar las bases y los instrumentos legales para renovar la confianza hacia las instituciones públicas.

El incentivo que tendría esta novedosa ley, en caso de ser aprobada, sería para quienes cumplan con el nuevo mandato legislativo, reciban facilidades administrativas y beneficios para ejercer de mejor manera sus actividades económicas y con menos trámites ante las dependencias oficiales hacendarias.

La idea y propuesta de los senadores “Morenistas” va acorde a lo anunciado por López Obrador, en el sentido de que los dueños de los establecimientos tendrán la obligación de inscribirse en un padrón y manifestar bajo protesta de decir verdad que conocen las leyes, los reglamentos y actuarán de manera responsable, además de contar con los permisos y requisitos necesarios.

Con base en lo anterior, indicó el coordinador del grupo parlamentario de Morena, esto responde al principio de confianza ciudadana que será prioritario en el gobierno de López Obrador.

La ley propuesta tendrá un artículo donde se anuncia la suspensión de la vigilancia y la fiscalización a establecimientos mercantiles y de servicios.

En principio, todo suena muy bonito y, sobretodo, democrático, aunque ahora hay que esperar los resultados en la práctica, porque hay que decirlo ya que es algo que nos caracteriza a los mexicanos o sea nuestra muy arraigada y propia idiosincrasia, es decir, la forma de pensar y actuar, en concreto la cultura que tenemos y que nadie podrá negarnos que predomina el abusar de todo y con todos.

Hay que esperar si somos capaces de ser merecedores a ese voto de confianza de “buena fe” que de resultar sería un gran paso en nuestra culturalización y marcaría el principio para llevar adelante infinidad de proyectos para el buen futuro de las próximas generaciones, preferentemente.

La propuesta e idea, no está descabellada ni sacada de “onda”, es importante para probar si los mexicanos sabremos responder a esa confianza de corresponder a la buena fe que depositan en nosotros las instituciones, por lo pronto hay que darle el beneficio de la duda, pero de que sería una buena ley, es indiscutible y de que los mexicanos sabremos corresponder, está en veremos. (www.intersip.org)