Wednesday, 20/3/2019 | 7:17 UTC-6
InterSIP Noticias

La uñas largas de Tita

La uñas largas de Tita

Post by relatedRelated post

MI COLUMNA

La uñas largas de Tita

Por Carlos Robles Nava

carlos robles nava

Hay quienes aseguran que le quedó grande el puesto de alcaldesa, mientras que otros la acusan de “uñas largas”, aunque en este último caso hay que esperar el resultado de la denuncia que se presentó en su contra.

Me refiero a Lilia María “Tita” Flores Boardman, que en sus escasos 12 meses de Presidenta Municipal de Ramos Arizpe, Coah., dejó muchos sin sabores en los distintos sectores del municipio del Padre del Federalismo, tanto por la infinidad de incumplimientos hechos a diferentes grupos de la comunidad ramosarizpenses y por una grave acusación de que “desapareció” 50 millones de pesos del erario público.

La denuncia, en primera instancia fue presentada ante el Congreso del Estado, por quien en el Cabildo anterior fungió como Síndico, Héctor Horacio Dávila Rodríguez, quedando pendiente de que la misma se formalice ante la Fiscalía General del Estado o sea la ex Procuraduría de Justicia, para que ésta inicie el respectivo expediente.

Dávila Rodríguez, acusa a Tita la ex Edil, de peculado, tráfico de Influencia, omisión, no licitar muchas de las obras y designarlas a su arbitrio o conveniencia y otros ilícitos más como alterar las cantidades de los apoyos sociales poniendo de ejemplo que la ex Presidenta señala en una relación la entregar de 20 mil paquetes escolares a igual número de escolapios de su municipio, cuando que solo hay constancia de que se repartieron dos mil.

También señala Héctor Horacio Dávila, irregularidades y falta de cumplimiento en la donación del parque “Analco” que sigue perteneciendo a la familia de Ernesto Saro, asegurando, por otra parte, que algunas obras Tita las entregó para su ejecución a las empresas que le presentaron el presupuesto más alto sin verificar o analizar no solo la confiabilidad de la constructora, sino principalmente revisar costos y otras características obligadas en estos casos por lo que varias de esas obras quedaron inconclusas, poniendo como ejemplo el bulevar Jorge Masso, así como irregularidades en la realización de la Concha Acústica en las instalaciones del DIF Municipal, en las oficinas administrativas, etc.

En primera instancia, la Auditoria Superior del Estado, debe y está obligada a hacer una revisión de los números que está rindiendo la administración encabezada por Tita Flores a fin de verificar la justificación de los mismos y de no ser así, turnar el caso a las autoridades judiciales para que se proceda conforme a la Ley.

Es tiempo que en Coahuila se destierre y se castigue ejemplarmente la corrupción que existe y que se ha enquistado en muchas áreas del servicio público considerando que la población está harta de darse cuenta que sus impuestos no son bien utilizados como debe ser.

Si en el caso de los “trapitos al sol” que le están sacando a Tita Flores por las uñas largas de que está siendo denunciada no se hace nada, que puede esperarse de corruptelas cometidas por funcionarios de niveles inferiores.

La ciudadanía espera que este tipo de denuncias públicas que se presentan con “santo y seña” sea combatido para restituir la confianza comunitaria que se ha ido perdiendo por la indiferencia y apatía de las mismas autoridades superiores que no se atreven a intervenir, posiblemente por compromisos contraídos. (www.intersip.org)

 

About