Wednesday, 19/6/2019 | 8:52 UTC-5
InterSIP Noticias

Hay o no empleo

Hay o no empleo

Post by relatedRelated post

MI COLUMNA

Hay o no empleo

Por Carlos Robles Nava

carlos robles nava

Mientras que nuestros gobernantes alardean de que han generado miles y miles de empleo, gracias a la llegada de inversiones extranjeras y a los viajes de promoción que se hacen a países asiáticos y de otras nacionalidades, la última Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del 2018, Coahuila ocupa el cuarto lugar en desocupación a nivel nacional.

La desocupación oficialmente dada a conocer por la E.N.O.E. del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI, en septiembre del 2017 fue del 4.1 por ciento y para el cierre del 2018 registró 4.3 por ciento, es decir en un año subió dos décimas.

Esto en contradicción de los anuncios de las autoridades de distintos niveles de Coahuila que no se cansan de recalcar los miles de empleos generados cada tres meses.

Después de Coahuila, se encuentran Tabasco con un 8.2 por ciento; Estado de México, con 4.7 por ciento; y Durango con un 4.4 por ciento.

Por otro lado, de acuerdo a encuestas hechas por algunos medios informativos, en la Región Sureste de Coahuila y particularmente en Saltillo, los salarios que a las y los jóvenes pagan los establecimientos comerciales en general, apenas superan el salario mínimo y los hay que ni siquiera llegan a eso, además de no otorgarles las prestaciones mínimas que establece la Ley Federal del Trabajo.

Esta irregular situación crece y se mantiene por la nula vigilancia que deben tener las Autoridades Laborales estatales y federales que jamás realizan inspecciones directas a esas fuentes de trabajo para constatar si se cumple con la Ley.

A los bajos e injustos salarios que perciben esas y esos jóvenes, hay que agregar las largas jornadas laborables que en la mayoría de los casos rebasan las ocho horas diarias reglamentarias sin recibir pago alguno por esos tiempos extras.

En todos los casos, la aceptación de esos bajos salarios y largas jornadas de trabajo es por necesidad de llevar algunos recursos económicos a sus hogares o bien para pagar sus estudios o el trasporte para acudir a sus escuelas.

Para las nuevas autoridades federales del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, hay mucha “tela de donde cortar” si como el nuevo gobierno ha persistido que apoyar con miles y miles de becas a la juventud mexicana para que se entregue más al estudio y preparación a profesionalmente.

Deseamos adelantarnos un poco ante las decenas de años que tienen de existencia esas calamidades y que será complicado y difícil radicarlas a corto plazo, pero que ya merecen darles una atención que jamás dieron los gobernantes nacionales del pasado.

Esos programas de apoyo a las y los jóvenes que en la actualidad por la situación económica que viven sus padres no tienen la oportunidad de estudiar, así como la especial atención comprometida por la administración de López Obrador, son acciones de reconocerse, pero antes de eso, esperar si de las palabras y promesas, se pasa a los hechos. (www.intersip.org)

 

About