Friday, 18/1/2019 | 16:35 UTC-6
InterSIP Noticias

No hay reciprocidad

No hay reciprocidad

Post by relatedRelated post

MI COLUMNA

No hay reciprocidad

Por Carlos Robles Nava

Carlos Rob

Cientos y en algunos casos, hasta miles de tenedores de placas vehiculares que en diciembre cumplieron con el pago anticipado del cambio del plaqueo 2019 y derechos de sus vehículos se “volcaron” en las diferentes oficinas de las Recaudaciones de Renta de Coahuila, para pagar los respectivos derechos siendo esto a la vez, un voto de confianza a la administración estatal en turno encabezada por Miguel Ángel Riquelme Solís.

Un atractivo que acertadamente ofrecieron las autoridades estatales el descuento del 30 por ciento hacer el pago en diciembre de las nuevas “láminas”, recursos que dieron apoyo y fortaleza económica a la administración en turno para cumplir con pagos necesarios en diciembre y sustituir momentáneamente de esa manera el atraso de entrega de participaciones por parte del recién iniciado gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador.

Esta reciprocidad de causantes y gobierno fue reconocida por diversos sectores, aunque en una segunda etapa que fue la entrega de las nuevas placas a partir del 02 de enero del 2019, fue una cara distinta al no haber la misma reciprocidad y, por el contrario, los causantes cumplidores tuvieron que soportar la espera de tres y hasta cinco horas para recibir las nuevas placas.

Muchos de esos causantes tuvieron que soportar la espera de pie y otros sentados en el piso ya que fueron insuficientes las sillas disponibles al no prever estas circunstancias, además de que estuvieron ausentes otras atenciones.

Hubo módulos donde se tuvieron constantes problemas con la “caída” del sistema electrónico que causó crecieran las filas de espera y consecuentemente la desesperación de los causantes que ante la falta de organización, atención y reciprocidad a gritos y chiflidos los desesperados y afectados tenedores de las placas nuevas, exigían a los responsables de esas oficinas dieran solución inmediata a las irregularidades, pero ningún mando gubernamental encaró y atendió las quejas ya que brillaron por su ausencia.

No pocos de los afectados con el trato recibido por las oficinas recaudadoras señalaron que es necesario mejorar el trato a los ciudadanos; otros lamentaron la falta de un buen servicio al no preverse estas contingencias que se presentan generalmente al inicio de cada año y fueron  muchos los que criticaron a los más cercanos colaboradores del gobernador, remarcando que nadie sale a la palestra para cuidar su imagen, sin considerar que su jefe, patrón o como quieran llamarlo, tiene muchas obligaciones y responsabilidades que cumplir y que no puede estar en todo.

Hubo también cuestionamientos para los responsables del área de Recaudaciones al no prever a tiempo esas irregularidades y por la ausencia de planeación, pero más que eso, atenciones y una dispensa por lo que muchos calificaron como mal trato.

¿Dónde estaba el jefe de comunicación social o el director de relaciones públicas, que jamás dieron la cara?.

La única justificación que pudieran argumentar los citados jefes de las áreas mencionadas, es su novatez, sin que esto justifique la falta de atención para quien y quienes les llevaron dinero?.

Ninguno de esos dos titulares de área fue visto durante el desorden que provocó la larga y pesada espera, no faltando quien y quienes afirmaron que esos nefastos “colaboradores” del Mandatario Estatal, seguían celebrando la fiesta de año nuevo. (www.intersip.org.)

 

About