Sunday, 17/2/2019 | 19:48 UTC-6
InterSIP Noticias

Quiere pensemos como él

Quiere pensemos como él

Post by relatedRelated post

MI COLUMNA

Quiere pensemos como él

Por Carlos Robles Nava

Carlos Robles

En la medida en que el ser humano alcanza mayores éxitos y triunfos, debe ser más humilde, tolerante y sencillo con el prójimo, opinan quienes saben, sin embargo, en la política existen bastantes que lo que dicen y lo que buscan y luchan, es lo correcto y justo, no aceptando que otras personas difieran y piensen distinto a ellos.

Por eso, es importante y bien se dice, no hay que “perder piso” cuando la vida y destino nos pone en alturas y condiciones superiores al prójimo.

A esas personas bien puede calificárseles como creídos, arrogantes, soberbios, etc., debiendo entenderse que hay seres humanos con limitaciones, así como existen personas desenvueltos, inteligentes, estudiados, etc.

Viene lo anterior a raíz de la crítica y censura que el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, expresó públicamente a las personas que votaron con un no a diferentes propuestas que en las últimas semanas antes de ser erigido como Primer Mandatario de la Nación, sometió a consulta popular principalmente en el proyecto del “Tren Maya”.

Don Andrés Manuel, tildó a sus opositores de faltarles un baño de pueblo, como fue al grupo de ambientalistas, científicos y especialistas que publicó su desacuerdo y señaló los efectos dañinos que causará el mega proyecto a las áreas boscosas de los Estados del sur por donde cruzará el “Tren Maya”, ya que será necesario eliminar grandes extensiones de árboles y vegetación en general.

Textualmente el ya Mandatario del país, dijo: “Miren lo que no saben los abajo firmantes, lo digo con respeto y reconozco que la mayoría son personas muy inteligentes, pero aunque parezca increíble, les falta baños de pueblo”.

Hay inconsistencia y falta de respeto del Presidente, Andrés López Obrador, hacia esos opositores a su ambicioso proyecto del “Tren Maya” reconociendo su inteligencia, pero a la vez les echa en cara que su decisión negativa es una muestra de que les falta “baño de pueblo”, suponiéndose con ello que para opinar se requiere venir de “muy abajo” que es al menos la interpretación que siempre se ha dado cuando al prójimo le señalamos su falta de conocimiento en lo que opina y que les hace falta “un baño de pueblo”.

No solamente ese grupo selecto de científicos, ambientalistas y especialistas está en desacuerdo a lo que viene realizando Andrés Manuel, pues igual en pasada fecha, la Arquidiócesis de México, consideró que las consultas ciudadanas deben planificarse mejor y realizarse de forma más transparentes para evitar que la sociedad crea que solo son instrumentos que buscan legitimar decisiones que ya se tomaron por el gobierno de Andrés López Obrador.

Son lamentables esos “tropiezos” que ha estado teniendo el Presidente de México, pero a la vez hay que observar el grado de su altivez al considerar que lo dicho y pensado por él, es lo mejor para todos, sin que haya grupos que difieran.

Es difícil la vida del político, pues siempre estará en los ojos del aparador público de lo que se diga y deje de decir de sus decisiones, por tanto sus asesores o colaboradores cercanos conviene le recomienden más mesura y tolerancia. (www.intersip.org)

 

About