Tuesday, 26/3/2019 | 14:20 UTC-6
InterSIP Noticias

Sirven para saquear

Sirven para saquear

Post by relatedRelated post

MI COLUMNA

Sirven para saquear

Por Carlos Robles Nava

Carlos Robles

La función primordial para lo que se crean las Sociedades de Padres de Familia en los planteles educativos primarios públicos, es para servir de enlace de las mamás y papás de los escolapios de nivel primario ante las autoridades municipales y estatales de educación, así como para encargarse de realizar eventos recaudatorios para llevar a cabo mejoras materiales al centro escolar al que pertenecen sus hijas e hijos.

Otra de las razones es para mantener un contacto directo con las o los directores de las escuelas, sirviendo esa cercanía, en ocasiones, para reportar y tratar irregularidades que se presentan con los maestros del plantel.

Además a través de las Sociedades de Padres de Familia se logra establecer de común acuerdo, el pago de determinada cantidad mensual o por una sola ocasión para los trabajos de mejoramiento que se acuerda hacer en la escuela, lo mismo para festejos conmemorativos ofrecidos a los profesores o alumnos en determinadas fechas.

Empero, a través de los años de existencia de esos organismos, han surgido muchas decepciones debido a que no han faltado los casos en que alguno de los directivos de esa Sociedad de Padres de Familia, aprovechan la ocasión para darle una “rasurada” o “capada” a esos dineros.

Hasta antes de la apropiación de dinero ajeno, la finalidad de las citadas Asociaciones, son  benéficas y dignas de ser apoyadas, aunque no faltan, por cierto, cada vez son más las ocasiones en que alguno o varios de los directivos aprovechan la confianza otorgada para auto prestarse alguna cantidad sin comunicarlo ni pedir la autorización del resto de la directiva y mucho menos de la asamblea general de los miembros de la Asociación, al menos en Coahuila cada vez son más los robos de esos fondos económicos.

Ha habido “irregularidades” de ese tipo en que están  involucrados de cometer el ilícito, más de uno de los directivos que saqueó los recursos de todas y todos las mamás y papás quedando como simples buenas intenciones lo que se pretendía hacer en las instalaciones de la escuela para mejorar el lugar que muchos califican como el segundo hogar de nuestros hijos cuando cursan la primaria.

En la mayoría de los casos, éstos se “arreglan” con la promesa “jurada” de quien o quienes se auto prestaron el dinero, que se “comprometen de palabra” reponer lo robado o saqueado que no puede llamarse de otra manera el haberse tomado dinero ajeno.

Esas “promesas o compromisos” en pocas ocasiones se cumplen y generalmente los responsables del “descalabro” económico dado a la Sociedad de Padres de Familia queda impune y en el olvido, pues el o los responsables evaden su responsabilidad sacando de la escuela a su hija o hijo para inscribirlo en otra que no conocen ni tienen conocimiento de sus antecedentes delictivos.

Estas robaderas a las Sociedades de Padres de Familia quedan en la impunidad por no ser denunciadas ante las respectivas autoridades ya que es común que los papás sinvergüenzas cambian de domicilio. En lo que va del presente año, se han presentado solo 17 denuncias en toda la Entidad, aunque su número es mayor dos o más veces.

Es triste decirlo, pero para eso solo han servido las Sociedades de padres de Familia o sea para saquearlas en beneficio de unos pocos sinvergüenzas. (www.intersip.org)