Tuesday, 21/5/2019 | 8:41 UTC-5
InterSIP Noticias

Extraño, pero cierto

Extraño, pero cierto

Post by relatedRelated post

MI COLUMNA

Extraño, pero cierto

Por Carlos Robles Nava

Carlos Robles

Los asaltos o robos a los transportes de carga en las carreteras federales del país, se han elevado en demasía al grado de que solo en los últimos cuatro años comprendidos entre el 2015 y 2018, se incrementó hasta un 81 por ciento, con incalculables pérdidas para las empresas transportistas que tienen que cubrir pólizas de seguros cada vez más caros, sin faltar la afectación al comercio en general por tener que esperar el envío de un nuevo el pedido, consecuentemente esos atrasos ocasionan pérdidas en ventas.

Los contratiempos y pérdida de dinero, no paran ahí, pues el gobierno federal ha tenido que redoblar la vigilancia con más patrullas y elementos de la Policía Federal en los caminos donde se ha encendido el foco rojo por la incidencia de esos atracos que no paran.

Las carreteras donde están ocurriendo más este tipo de asaltos son las de los Estados de México, Puebla y Michoacán. En la primera Entidad citada han sucedido 2 mil 694 asaltos; en la segunda, 2 mil 177 y, en la tercera, 1,213.

De los 38 Estados que componen la República Mexicana, en nueve de ellos no se ha registrado ningún asalto en el período de los cuatro años citados, siendo lo sorprendente que nuestra Entidad Coahuila, no se sucedido ninguno, raro y extraño ¿no?, pero es la verdad de acuerdo a los reportes oficiales.

Las anteriores cifras fueron dadas a conocer por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, S.E.S.N.S.P., resaltando dicha dependencia que tan solo en el período comprendido de enero y octubre del 2015, se levantaron 5 mil 438 carpetas de investigación, mientras que en el mismo período pero del 2018 la incidencia se fue hasta 9 mil 868.

Los Estados donde hubo una disminución fueron Tamaulipas que de 34 pasó a 4; Morelos de 1,489 se redujo a 614 y en Quintana Roo, de 61 bajó a 33.

Coahuila tiene un inusitado transporte de carga de diversa mercancía, por lo que en los diferentes sectores del ramo ha llamado la atención y la explicación que se tiene es que en las carreteras federales que atraviesan Coahuila, en particular la principal que procede de la ciudad capital, hay muchas revisiones por parte de la Policía Federal de Caminos, siendo esos retenes para revisar la documentación de la unidad de transporte de carga, sí como identidad de los conductores, particularmente si cuentan con la licencia federal para manejo.

Sin embargo, este flagelo ha repercutido en la escasez de choferes que muchos de ellos ya no desean arriesgarse a manejar tráileres con mercancía, pues a muchos de ellos los asaltantes los secuestran y además de quitarles el dinero que llevan consigo para cubrir los gastos del viaje, en la mayoría de los casos los agreden y amenazan con “desaparecerlos” y atentar contra su familia amenazando que tienen domicilio y otros datos para localizarlos, en caso de que si aportan información que conlleve a la detención de los rateros. (www.intersip.org)