Tuesday, 18/6/2019 | 23:59 UTC-5
InterSIP Noticias

Vergüenza para México

Vergüenza para México

Post by relatedRelated post

MI COLUMNA

Vergüenza para México

Por Carlos Robles Nava

Carlos Robles

El que la corrupción de México esté enclavada internamente, da pena y vergüenza, pues nos coloca en una situación innegable como país del “nuevo mundo” que pese a nuestros pocos años de haber nacido como parte de un continente, llegamos con ese terrible estigma que no ha disminuido, sino por el contrario ha crecido y fortalecido para presentarnos en el resto del planeta Tierra entre las naciones con mayor índice de corrupción no solo del sector oficial, sino este cáncer se ha extendido a rincones del sector privado y a otros inconcebibles.

Lo último, aunque no lo consideramos como una novedad, resulta que autoridades del vecino país del Norte, sacaron a la luz pública corruptelas cometidas en México a empresas extranjeras.

De acuerdo a lo afirmado por el gobierno de los Estados Unidos, médicos y funcionarios de diversos hospitales públicos de México, estuvieron recibiendo por buen tiempo, “mordidas” o sea dinero mal habido, para favorecer en adquisiciones de sus productos, a la subsidiaria en México del grupo Teva Pharmaceutical Industries, con sede en Israel.

La denuncia formal se presentó en la Corte del Distrito Sur de Florida, pues Teva Pharmaceutical que es el más grande fabricante de medicamentos genéricos violó la Ley de Prácticas de Corrupción en el Extranjero, en un caso en el que igual estuvieron involucrados personajes mexicanos como de Ucrania y Rusia, habiendo sido sentenciada a pagar una multa de 519 millones de dólares.

La mencionada subsidiaria reconoció ganancias ilícitas o improcedentes en México entre los años del 2005 al 2012, por un total de 214 millones de dólares.

Tras la sanción impuesta por las autoridades norteamericanas, Teva se comprometió a establecer controles en su contabilidad para brindar futuras operaciones comerciales para brindar futuras operaciones y no volver a violar la ley.

La información del gobierno estadounidense no revela nombres de los doctores y funcionarios de centros hospitalarios de México que aceptaron sobornos, cohechos, embutes o “mordidas”, aunque esta no es la primera ocasión en que se hagan denuncias por ese tipo de corruptelas por parte de funcionarios y profesionistas mexicanos.

Además, hay otros muchos casos sobre más sobornos como lo denunciado ante la Oficina del Fiscal del Distrito Sur de Texas, en cuyo ilícito están involucrados cuatro gobernadores que aceptaron y recibieron “mordidas” de Luis Carlos Castillo Cervantes, que por cierto fue detenido en los Estados Unidos por lavado de dinero y que se encargó de hacer llegar el dinero mal habido a los cuatro mandatarios estatales involucrados en esos sobornos.

Los anteriores hechos no son de ninguna manera casos para festejarse y por el contrario, se convierten en una vergüenza más para los mexicanos en general que ya no solo nos conformamos por extorsionar y estafar dentro de nuestro país, sino estamos trascendiendo fronteras que nos podrán una mayor “corona” por nuestros avances en la corrupción ya no de parte de funcionarios gubernamentales, sino ahora se ha penetrado al sector privado, lo que no solo se le rechaza, sino se le critica. (www.intersip.org)