Wednesday, 28/10/2020 | 23:11 UTC-6
InterSIP Noticias

La gordura de niños

La gordura de niños

Post by relatedRelated post

MI COLUMNA

La gordura de niños

Por Carlos Robles Nava

Carlos Robles

Por más que rehuyamos a nuestra culpabilidad, es innegable que las mamás y papás somos responsables de la gordura de nuestros pequeños hijos. Esto, por más que no lo queramos aceptar, pero es una realidad que somos culpables de tener hijas e hijos con sobrepeso y, no solo eso, sino más que obesos.

La Asociación de Padres de Familia de Coahuila, reconoce abiertamente que los padres de familia, en general, son quienes de una u otra forma proveen los alimentos que más perjudican a sus hijos menores.

El mencionado organismo, se ha hartado y cansado de pedir e invitar a los padres de familia no fomentar a sus pequeños el consumo de alimentos con altos porcentajes de azúcares, grasas y harinas y para eso, debemos dejar de acostumbrarlos a darles dinero al ir a la escuela para que se “compren” algo de comida por no haber desayunado.

No podemos negar que los tiempos han cambiado radicalmente y que ante la necesidad de que tanto mamá como papá trabajen para dar una mejor vida a nuestros sucesores, quedaron en el pasado y olvido, la cultura y costumbres de nuestras madres y abuelas que se encargaban personalmente de preparar el desayuno antes de enviarlos a la escuela.

En los cambios cotidianos de la vida actual, sobran los alimentos chatarra que se venden en el interior y exterior de las escuelas primarias, facilitando ello la tarea y obligación de las mamás de la época actual de preparar al menor comida sana que lleve a la escuela.

La citada Asociación, ha dado gran difusión a los males de salud que conlleva la mala alimentación de los pequeños como son enfermedades renales; daños en el hígado; aumentar los riesgos de cáncer; generar problemas de memoria; depresión; etc.

La tarea desarrollada por la Asociación de Padres de Familia de Coahuila, han sido las pláticas impartidas en las escuelas coordinadamente con la Secretaría de Educación, haciendo conciencia entre los chiquitines para que a su edad conozcan a que conducen los alimentos chatarra.

Se ha insistido en demasía que Coahuila tiene altos índices de obesidad y sobrepeso infantil a nivel nacional, siendo únicamente las autoridades educativas las encargadas de proceder en aquellos casos en que se vendan alimentos chatarra no permitidos por la propia SEDU, en el interior de los planteles.

Aunque la labor de concientización tiene ya seis años realizándose de manera ininterrumpida, hay escuelas en donde no se ha hecho eco de estas recomendaciones, así como padres de familia que siguen fomentando esa mala cultura a sus pequeños hijos.

Se ha extendido un exhorto para que los padres de familia se sumen a la labor de la SEDU y la Asociación de Padres de Familia, para criar hijos más sanos y ponerlos a salvo de sumarse a la ya elevada cantidad de menores con obesidad y sobrepeso. (www.intersip.org)