Wednesday, 28/10/2020 | 22:53 UTC-6
InterSIP Noticias

La quieren revivir

La quieren revivir

Post by relatedRelated post

MI COLUMNA

La quieren revivir

Por Carlos Robles Nava

Carlos Robles

Surgieron los primeros indicios amenazantes de revivir lo que pudiéramos calificar como el “fraude del siglo” por los largos años, casi cuarenta, que existió en México y estuvo defraudando y robando a miles de connacionales con el pretexto de regularizar unidades motrices traídas de los Estados Unidos.

A través de una supuesta organización denominada ONAPPAFA (Organización Nacional de Protección al Patrimonio Nacional) durante cuatro decenas de años, ofreció mediante el pago de determinada cantidad, (dependiendo del modelo del vehículo) proporcionar impunidad con una calcomanía que llevaba las siglas de ONAPPAFA.

Esta ingeniosa “idea” de robar o estafar a quienes contaban con un automóvil o camioneta pick up irregular, es decir, extranjera y sin documentos de haber sido nacionalizada mediante el pago fiscal de su importación ante las autoridades de Hacienda, “nació” de un profesor de nombre José Guadalupe Barrios Núñez, al parecer originario de Gómez Palacio, Dgo.

El profesor Pepe Lupe, tuvo muchos buenos años “vendiendo” sus calcomanías y el “negocio” llegó a popularizarse a tal grado que surgieron varios “remedos” de ONAPPAFA como fueron FRENOS, una filial de la CNOP, Unión Democrática Campesina y otras más.

Barrios Núñez, en sus primeros años de promoción de ONAPPAFA operó de preferencia en Nuevo Laredo, Tamaulipas y en Piedras Negras, Coah., ampliándose paulatinamente no solo en el resto de Tamaulipas y Coahuila, sino a otras entidades donde a la postre le surgieron “remedos” competidores.

En el caso de Coahuila, se “escudaba”, al menos los seis años de ese gobierno, con el nombre de Rubén Moreira Valdés, declarando a la prensa que el entonces gobernador lo “autorizo” a trabajar en esta Entidad.

Su lema era que con ONAPPAFA “protegía” a los pobres para contar con un automóvil barato que no tenía dinero para comprar uno nuevo.

A los vehículos de ONAPPAFA se les conoció como los “chocolates”, “chuecos” e ilegales y en muchas de las poblaciones ONAPPAFA contaba con la protección de algunas de sus autoridades policiacas y de vialidad o llamadas también de tránsito, mediante el correspondiente “cochupo” o “mordida” para tener impunidad.

Hay un estimado de que existen en todo el país 6 millones de vehículos ilegales o “chocolates” siendo Baja California, Tamaulipas y Sonora, las Entidades donde la mayoría circula impunemente, representando un 10 por ciento del total de ventas de vehículos en la República.

En San Luis Potosí, en los últimos meses han surgido distintas organizaciones ofreciendo regularizar los vehículos ilegales ofreciendo una calca de su organismo como su “defensor” ante Hacienda para que no les requisen la unidad motriz.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, (AMDA), está alertando que se trata de un posible fraude con base en que oficialmente no hay ninguna regularización de vehículos ilegales, añadiendo que San Luis Potosí, tienen un convenio de colaboración administrativa en materia fiscal federal que no solo impide la regularización de vehículos internados ilegalmente al país, sino que está signado el compromiso de no tolerar ese tipo de vehículos en el Estado. (www.intersip.org)